TAMAULIPAS

Francisco Javier Cabeza de Vaca: Éxodo de migrantes es un problema de seguridad nacional

El gobernador de Tamaulipas exigió a las autoridades del Instituto Nacional de Migración y Guardia Nacional regular las caravanas migrantes

NACIONAL

·
Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas. Foto: Especial

El éxodo de migrantes extranjeros, principalmente haitianos, es un problema de seguridad nacional por el tema de salud ante el riesgo de más contagios de coronavirus, por lo que el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, exigió a las autoridades del Instituto Nacional de Migración y Guardia Nacional a regular las caravanas. 

En Altamira, el mandatario puntualizó que las autoridades federales deben de asumir su responsabilidad, pues las entidades se ven afectadas, además de que se ponen en riesgo los derechos humanos de los extranjeros. 

"Es responsabilidad exclusiva del Gobierno de México a través de Migración, lo hemos manifestado y necesitamos que el Instituto Nacional de Migración haga lo propio en contener esos movimientos masivos que se están dando. Se justifican con algunos permisos que les dan pero estamos convencidos que ahora el Gobierno Federal y a través de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano van a tomar cartas en el asunto toda vez que este problema genera una situación compleja", puntualizó. 

Recalcó que los migrantes se quedan de manera indefinida en las fronteras de todas aquellas entidades del norte del país, siendo Tamaulipas uno de los que más tiene en ciudades como Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros. 

"Es un tema de seguridad nacional por la pandemia y el problema que se puede generar con el movimiento de personas que se quedan en la frontera norte de nuestro estado. De tal suerte que hacemos un llamado al Instituto Nacional de Migración, una exigencia para que asuman su responsabilidad e impidan estos movimientos que traen serios problemas a los Estados y a los mismos migrantes", declaró. 

García Cabeza de Vaca, también pidió a las autoridades federales evitar que los extranjeros realicen bloqueos carreteros, tales como los que han ocurrido en las rutas de Tampico-Mante y el día de hoy en la Victoria-Matamoros a la altura de San Fernando, donde 500 migrantes fueron retenidos por elementos mexicanos.