BINOMIOS CANINOS

Conoce a la Unidad Canina de la PBI, la cual se especializada en detección de explosivos y narcóticos

La Unidad Canina tiene el objetivo de evitar la comisión de delitos, reforzar la seguridad y localizar posibles sustancias que pongan en riesgo a la ciudadanía

NACIONAL

·
La Unidad Canina de la PBI de la Secretaría de Seguridad Ciudadana fue creada en 1997. Foto: Especial

La Policía Bancaria e Industrial (PBI) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México tiene una unidad canina especializada en la detección de explosivos y narcóticos.

Con el objetivo de evitar la comisión de delitos, reforzar la seguridad y localizar posibles sustancias que pongan en riesgo la integridad física de la ciudadanía, adiestra a sus 12 binomios para enfrentar cualquier tipo de emergencia.

Las tres hembras y nueve machos de nombres Diablo, Kranos, Tango, Bastos, Polvo, Killer, Rino, Héctor, Drocko, Tecla, Target, y Molly son desplegados en diversos puntos estratégicos en los que los efectivos de la PBI ofrecen servicio de protección y vigilancia.

Están especializados en búsqueda de sustancias olorosas a explosivo; búsqueda de sustancias prohibidas (enervantes); búsqueda de personas en estructuras colapsadas e intervención (guardia y protección).

También se localizan en los Centros de Transferencia Modal (CETRAM), donde han detectado sustancias prohibidas.

Un hecho destacado ocurrió en el paradero de Tacubaya, donde un binomio localizó, en uno de los puestos semifijos, diversas dosis de aparente marihuana, lo que permitió que los policías de la PBI detuvieran a un hombre. 

Para la selección de los ejemplares, los instructores realizan varias pruebas de socialización, observan el temperamento y la reacción cuando corre tras una pelota.

Tras la evaluación, los perros son seleccionados de acuerdo con sus habilidades y las características mostradas, para asignarlos a una especialidad, ya sea para búsqueda y localización de personas, de sustancias prohibidas, o de detección de explosivos o armas.

Uno de los caninos para la detección de sustancias olorosas a explosivos, participa en el acompañamiento de los uniformados de la PBI durante las operaciones de seguridad y resguardo en el arribo de las vacunas contra la COVID-19, al Instituto Nacional de Cancerología, ubicado en la alcaldía Tlalpan, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Otra de las distinciones que tienen los integrantes de la Unidad Canina de la PBI son las intervenciones tácticas para el combate del delito, en las que los binomios se dedican a la guardia y protección durante la realización de patrullajes, supervisión y apoyo pie a tierra.