TEPJF

Tuve la sensatez de renunciar a mi cargo ante la falta de apoyo de los demás ministros: José Luis Vargas

El magistrado destacó que su decisión fue una cuestión necesaria que tenía que realizarse con una enorme responsabilidad

NACIONAL

·
El ministro informó que se tendrán tres semanas para resolver los casos pendientes en el TEPJF y luego se erigirá a un nuevo presidente. Foto: Cuartoscuro

Luego de que el magistrado José Luis Vargas, presentó su renuncia como presidente del tribunal electoral del poder judicial de la federación para dar paso a una presidencia de consenso, con lo que de cierto modo se ha resuelto la crisis institucional que existían al interior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación (TEPJF).

En entrevista con Lupita Juárez y Sergio Sarmiento, el ahora expresidente del TEPJF, José Luis Vargas, habló sobre la motivación que lo llevó a renunciar a su cargo y de esa forma destrabar el problema en la SCJN.

Al respecto el magistrado destacó que su decisión fue una cuestión necesaria que tenía que realizarse con una enorme responsabilidad, esto con el fin de evitar y corregir una situación desafortunada generada por cinco de los ministros del tribunal, señaló.

Asimismo el magistrado indicó que la decisión se dio luego de platicar con el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Saldívar, a quien le informó su pensar en torno a que se tenía que resolverse de manera inmediata el conflicto en la TEPJF, pero sobre todo corregir esos vicios en la designación.

Así el exmagistrado presidente reconoció tener la sensatez de al ver que no contaba con el apoyo de los siete magistrados del tribunal prefirió hacerse a un lado.

¿Qué sigue para el TEPJF?

Ante su salida como presidente del TEPJF, José Luis Vargas destacó que hizo un llamado a su colegas para que se tenga un periodo de transición y evaluar quién de los ministros tiene  el perfil de generar unidad y asumir el cargo de presidente.

De igual forma se dijo tranquilo al tomar la decisión correcta, pues de no hacerlo hubiera generaría muchos conflictos, no solo para los ministros, sino para los actores políticos que esperan la resolución de sus casos.

Finalmente, sobre los asuntos pendientes del tribunal el José Luis Vargas, comentó que esta crisis no se superará de la noche a la mañana, por lo que ante su renuncia convocó al diálogo.

Ahora lo más importante es atender la cantidad de juicios pendientes, razón por la que se acordó dar un plazo de tres semanas para resolverlos y una vez que se les dé solución a las impugnaciones de las diputaciones federales, tomar la decisión de quién debe ser el próximo presidente del tribunal electoral.