BUSCADORAS

Rastreadoras de Tamaulipas buscarán en la Bartolina

Este colectivo entrará a una zona considerada de alta peligrosidad

NACIONAL

·
Las activistas trabajan de manera constante

En Tamaulipas hay por lo menos 25 Rastreadoras, mujeres que se han capacitado y tomado cursos para poder buscar y localizar restos de víctimas del crimen organizado; utilizan varillas de la construcción ante la falta de apoyo por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno. 

La integrante de la Unión de Colectivas de Madres Buscadoras en Tamaulipas, Delia Quiroa, explicó que estas mujeres, quienes también buscan a sus seres queridos desparecidos desde hace más de 10 años, se han capacitado para poder analizar los terrenos donde harán los trabajos de prospección. 

"Ellas llegan al terreno lo observan, y donde ven algo que no es de las características de los terrenos es donde se busca. No tenemos caninos; no tenemos apoyo, se hace prospección, también donde se ven vestigios de un crimen, tambos, ropa, galones de gasolina, todo eso nos da entender que hay algo", puntualizó. 

Se trata de víctimas de las desapariciones que se han cometido en Tamaulipas, mismas que entierran las varillas de la construcción en la tierra, después la huelen antes de iniciar a excavar. 

Las Rastreadoras ingresarán a "La Bartolina", rancho considerado el campo de exterminar más grande del narco en México y donde se han localizado media tonelada de restos óseos; se presume que a ese lugar eran llevadas las personas, donde eran ejecutados, sus cuerpos descuartizados y quemados en tambos, aunque también se han localizado restos enteros. 

Pese a que se tiene conocimiento de todo lo anterior, Delia Quiroa, acusó a la comisionada Nacional de Búsqueda en México, Karla Quintana Osuna, de negarles el apoyo para el acceso, además de que no cuentan con seguridad. 

En entrevista para El Heraldo de México, expuso que dicha unión se encuentra integrada por al menos 200 familiares de víctimas, quienes se han topado con una serie de obstáculos para poder ingresar a buscar indicios que los lleven a localizar a sus seres queridos que tienen desaparecidos desde hace una década. 

Señaló que el vienes 6 de agosto, la Comisión Nacional de Búsqueda, realizó acciones de prospección junto a la Fiscalía General de la República y de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, sin embargo, las colectivas no fueron tomadas en cuenta. 

"Ellos no nos avisaron y no sabemos que hayan andado víctimas, andaban ellos (FGR) con la Comisión Nacional de Búsqueda. No dieron una explicación, ellos dicen que ya tienen agenda, pero pues aquí parece que hay víctimas de primera, segunda, tercera, y como hacemos mucho ruido ya se lo tomaron personal, no quieren dar a conocer la realidad", puntualizó. 

Quiroa, quien desde el 10 de marzo del 2014 busca a su hermano Roberto, secuestrado en Reynosa, Tamaulipas, expuso que solo cuentan con el respaldo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, instancia que solicitó a la Fiscalía General de la República dar acceso a los familiares de las víctimas al campo de exterminio de 600 metros cuadrados. 

"Nosotros pedimos a Karla Quintana Osuna que no nos ignore, todos tenemos los mismos derechos y estamos dispuestos a ayudar, para que esas personas en la Bartolina se puedan localizar, identificar para que se entreguen a sus familiares", añadió la activista. 

Sin seguridad

La Unión de Buscadoras pretende acudir a la Bartolina entre el jueves y viernes, con la intención de entrar a una parte del terreno que no se encuentra bajo resguardo de la Fiscalía General de la República, sin embargo, temen por su seguridad ante la falta de apoyo, pues solo la Guardia Nacional les ha brindado su respaldo pero solo en Matamoros

El pasado 30 de julio, la Unión emitió una carta solicitando que el Cartel del Golfo, grupo que controla la región de Matamoros, les diera una tregua y paz para poder realizar la búsqueda de sus seres queridos,  pero no han recibido ninguna respuesta. 

Se prevé que durante el jueves y viernes, al menos 15 mujeres ingresen a una parte de "La Bartolina", con el apoyo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, aunque recordó que el terreno se encuentra bajo resguardo de la Fiscalía General de la República.

GDM