COVID-19

Autoridades de Querétaro buscan atender padecimientos mentales relacionados con la Covid-19

Las especialistas mencionaron varios problemas que se detonaron por la pandemia

NACIONAL

·
Las autoridades buscan atender problemas derivados con la enfermedad

La pandemia por Covid-19 agudizó los problemas de salud mental, consumo de drogas y alcohol, violencia familiar, incidencia delictiva y la desigualdad económica en el municipio de Querétaro, mientras que el personal de salud ve con preocupación la posibilidad de una tercera ola de contagios del virus porque muchos desarrollaron depresión, informaron autoridades municipales y el Sindicato de Trabajadores del Sector Salud.

Por separado, la directora del Instituto Municipal de Querétaro para Prevenir Conductas de Riesgo, Adriana Bouchot y la secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud, Sección 32, Silvia Rivera Hernández, alertaron sobre los problemas de salud mental que enfrentarán la población y el personal de salud en los próximos meses con la nueva ola de Covid-19. 

Adriana Bouchot advirtió que durante la pandemia en la capital se vivió una mayor deserción escolar, disminuyeron las capacidades parentales y el confinamiento obligatorio tuvo un impacto alto en la esfera familiar. A esto se sumó el resentimiento social por la situación económica que impidió a muchos acatar las medidas sanitarias y se agudizaron los problemas de salud mental, así como el consumo de drogas lícitas e ilícitas. 

Pidieron a las personas que no dejaron de lado su salud. FOTO: Especial

Hay varias alternativas para las personas

Ante ese diagnóstico en el municipio de Querétaro, se impulsó la “creación de comunidades de paz”, con estrategias como “Huertos Familiares”, que benefició a 192 familias al entregarles kits con semillas de temporada, 60 sesiones del Dispositivo Terapéutico y se un Padrón Vecinal, para promover 116 negocios con sus diferentes productos y servicios. 

A su vez, Silvia Rivera alertó sobre la situación que vivirán los trabajadores del sector salud, porque muchos desarrollaron problemas de depresión durante la temporada de atención a las personas que se contagiaron con el virus y el exceso de trabajo hizo imposible que muchos acudieran a recibir el apoyo solidario de atención emocional por parte de psiquiatras, psicólogos y el Centro de Salud Mental. 

“Hoy volver a un escenario como enero y febrero, ni siquiera sé si le puedan hacer frente, porque están casados física y emocionalmente y con muchos sentimientos encontrados porque así lo han manifestado, en cómo se sintieron solos”, resaltó Rivera Hernández.  

Durante la pandemia se tuvo el registro de más de mil 800 contagios entre trabajadores del sector salud, de los que 26 perdieron la vida. La última defunción fue hace un mes en el centro de Salud de Pedro Escobedo, según datos del propio sindicato.

GDM