Jaguares reclaman sus dominios en la frontera norte de México: VIDEO

Los majestuosos felinos están regresando a reclamar su territorio en la frontera entre México y Estados Unidos luego de años de perderlo

Jaguares reclaman sus dominios en la frontera norte de México: VIDEO
El mayor felino del continente americano, El Jaguar. Foto: Especial

En fechas recientes, investigadores de ambos lados de la frontera han evidenciado la presencia nuevamente en esos territorios de ejemplares de Panthera Onca, el felino más grande del continente americano, nos referimos desde luego al Jaguar.

Uno de estos hermosos animales ha sido videograbado en la frontera entre Arizona y Sonora, el felino fue identificado como un ejemplar macho que tiene por nombre ‘El Bonito’. El hallazgo ha causado muy buena impresión entre la comunidad científica ya que tenía mucho tiempo que el Jaguar no aparecía por aquellas tierras, ya que con el paso del tiempo fue desplazado hacia lugares más al sur del país.

Sin embargo, ‘Bonito’ no está solo, de acuerdo con información difundida por National Geographic, cerca de la frontera se ha documentado la presencia de una hembra, el avistamiento es muy importante ya que con ello se permite el crecimiento de la población de ejemplares en aquella región, misma que durante años ha sido terreno hóstil, no sólo para los felinos, sino para la fauna en general, por la construcción del muro fronterizo entre México y EU.

Bonito es un éxito del programa de repoblamiento de la especie

El momento de la grabación de ‘Bonito’ ya se puede ver en el canal de YouTube, de BEAR Project, en dicho clip se aprecia la llegada del  Jaguar, quien parece muy interesado en juguetear con la cámara, el avistamiento ha sido catalogado como todo un suceso y un éxito en Sonora, luego de varios intentos por repoblar esa zona del país con más felinos.

El yaguar como se dice en guaraní y significa “bestia de presa”. Los mexicas lo conocen como ocelotl, los mayas como balam, en mapuche se le conoce como nawel y en quechua como uturunku. 

Entre las poblaciones indígenas mayas, el Jaguar es considerado una deidad, es un símbolo de la oscuridad y de la luz. Su piel moteada representaba las estrellas brillando en la noche.

Está prácticamente representado en todas las manifestaciones del arte maya, desde la cerámica, pasando por la pintura y la escultura, encontrándose en los materiales más diversos desde tierra hasta jade. En muchas ruinas mayas del Yucatán podemos encontrar restos de tallos o murales en emplazamientos honoríficos.

BAR


Compartir