Reabren Templo Mayor un año después

Después de más de un año, la Zona Arqueológica del Templo Mayor fue reabierta con un protocolo sanitario para prevenir el COVID-19

Reabren Templo Mayor un año después
La zona arqueológica del Templo Mayor, fue reabierta luego de un año, por la pandemia de Covid-19. Foto: Especial

Después de más de un año, la Zona Arqueológica del Templo Mayor fue reabierta con un protocolo sanitario para prevenir el COVID-19.

Los vestigios de la ciudad mexica de Tenochtitlan en el Centro Histórico permanecían cerrados al público desde el 24 de marzo de 2020, cuando se establecieron las medidas de confinamiento por la Jornada Nacional de Sana Distancia.

La reapertura se realizó a las 10:00 horas y cerca de las 10:45 empezaron a fluir los visitantes con más frecuencia.
"Queremos conocer un poco de la cultura de dónde venimos porque nosotros somos de Guerrero pero mis hijas nacieron en Estados Unidos", dijo la señora Sendi, quien vive en California, Estados Unidos.

Para entrar a la zona arqueológica, hay una revisión de temperatura y se aplica gel antibacterial en las manos de los asistentes.

El acceso se realizará en grupos de hasta 10 personas como máximo, cada 10 minutos para evitar aglomeraciones en los pasillos, explicó Patricia Ledesma Bouchon, directora del Museo del Templo Mayor.

Otra de las medidas es usar cubrebocas durante todo el tiempo del recorrido. En un recorrido, El Heraldo de México observó que se colocaron marcas en el piso y en barandales para recordar que se debe respetar la sana distancia de 1.5 metros.

El aforo máximo provisional será de mil personas al día, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Museo permanecerá cerrado

Aunque se abrió al público la zona arqueológica, el Museo de Sitio del Templo Mayor seguirá cerrado hasta nuevo aviso. Los motivos son la poca ventilación que puede haber en el inmueble, la cantidad de  visitantes que atraería el museo en medio del semáforo de riesgo naranja y también el cuidado de las piezas de la exposición.

"Las piezas arqueológicas en el museo requieren unas condiciones de estabilidad, temperatura y humedad específicas, el museo siempre ha sido un contenedor casi hermético por la fragilidad de las piezas. No podemos abrir el museo y que haya corrientes de aire como si fuera".

Lo que el viento se llevó "porque las piezas lo sufrirían mucho", comentó Patricia Ledesma.

"Llevamos un año cerrados, las piezas se han acostumbrado a un cierto clima estable, de pronto tener un montón de gente no es bueno para el tema de conservación, y por sana distancia tampoco hay una buena ventilación en el museo", agregó la directora del Museo.

La zona arqueológica del Templo Mayor de Tenochtitlan abrirá de 10:00 a 15:00 horas los días martes, miércoles, viernes y sábado. El costo del acceso es de 80 pesos. Tenochtitlan fue el centro de la vida política y religiosa de la civilización mexica, entre los años 1325 y 1521.

La zona reúne edificaciones como el Templo Mayor, que tenía una doble capilla dedicada a los dioses Tláloc y Huitzilopochtli, además de la Casa de las Águilas, detalló el INAH.

Por Gerardo Suárez

maaz


Compartir