RAÚL MARTÍN DEL CAMPO

Cárteles enseñan a Europa preparación de metanfetaminas

El crimen mexicano capacita en nuevos métodos para hacer drogas sintéticas

TÉCNICA. Martín del Campo afirma que la pandemia obligó a buscar nuevas formas distribución. Foto: Cuartoscuro
Por
Escrito en NACIONAL el

Integrantes de cárteles mexicanos viajan a países europeos para “capacitar” a organizaciones delictivas para producir metanfetaminas.

En entrevista con El Heraldo de México, Raúl Martín del Campo, miembro de la Junta de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), señaló que se ha detectado que miembros del Cártel de Sinaloa “entrenan” a otros grupos delictivos en esas naciones para producir drogas sintéticas con nuevos métodos y precursores, por lo que ya es una red global.

Nuevos precursores

“Hemos detectado que personal de los cárteles viaja a otros países, por ejemplo, se ha arrestado personal del Cártel de Sinaloa en Holanda o países europeos, en República Checa, porque viajan a capacitar a los integrantes de los cárteles locales sobre cómo producir la metanfetamina con los nuevos precursores que ahora tienen...

“Para producir metanfetamina con los nuevos métodos que requieren los nuevos precursores que están diseñando y por otro lado les permiten no ser detectados tan fácilmente por las autoridades porque esos nuevos precursores todavía no son sustancias ilícitas en muchos países y las autoridades no pueden hacer las incautaciones o investigaciones", detalló.

Aseguró que los cárteles mexicanos se aliaron con organizaciones delictivas de China e India, así como de Sudamérica y Europa para fabricar metanfetamina y fentanilo.

China e India

“Somos productores, tránsito y consumidores (de metanfetamina) y parte de la violencia que se da en nuestro país, en los estados que tienen costa con el Pacífico, tiene que ver con poder controlar los puertos por los que llegan estos precursores que principalmente llegan de China y después de los bloqueos que hubo por el coronavirus y de varias regulaciones que China impuso, ahora son precursores que principalmente están llegando de China y de la India", indicó.

El experto destacó la decisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador de que los puertos estén ahora a cargo del Ejército, ya que el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación se han especializado en obtener estos precursores para producir metanfetamina y exportarla a Estados Unidos.

Señaló que se han diversificado los métodos de producción con nuevos químicos, que son sustancias que nunca se han utilizado en la industria química de ningún país y que se diseñaron para fabricar metanfetamina y fentanilo.

Explicó que debido a la pandemia por COVID-19 cambió la forma en que opera la delincuencia organizada transnacional y los mercados ilícitos, pues las drogas se traficaban a través de contenedores marítimos o aviones de carga y eso se redujo y aumentaron los precios de las sustancias en las ciudades destino, además, el traslado a través de "mulas" también disminuyó.

Abastecer sustancias

“Durante los primeros meses de la pandemia este intercambio se redujo, inclusive llegó a haber bloqueos que países le imponían a China, que era en ese entonces el principal productor y exportador de los precursores, hubo un grave problema para los cárteles en términos de poderse abastecer de este tipo de sustancias...

“Pero los cárteles se fueron adaptando de alguna manera, muchos empezaron a producir de manera local los precursores que antes obtenían de la industria farmacéutica China y empezaron a tratar con la industria farmacéutica de la India", señaló.

Dijo que en puertos internacionales se comenzó a ocultar la droga en cajas con cubrebocas y tanques de oxígeno, que pasan por menos controles ante la crisis por la pandemia y también se utilizaron más los sistemas de correo y paquetería para enviar drogas sintéticas, pues con pocos gramos alcanza para producir grandes cantidades.

Aseguró que en México, la metanfetamina tipo cristal es una de las principales drogas de impacto por la que las personas acuden a tratamiento, según datos de la Comisión Nacional contra las Adicciones.

Por Diana Martínez

avh