METRO CDMX: Tras reactivación por incendio líneas 1, 2 y 3 registran saturaciones por falta de trenes

Según datos del STC las líneas 1, 2 y 3 cuentan con una reducción de trenes de entre 16 y 17 unidades luego del incendio de la subestación Buen Tono en el mes de enero

METRO CDMX: Tras reactivación por incendio líneas 1, 2 y 3 registran saturaciones por falta de trenes
Debido a la reducción de trenes se han presentado saturaciones de entre el 80 y 90 por ciento de la capacidad de estas tres líneas. FOTO: ESPECIAL

Semanas de grandes aglomeraciones y saturaciones han sido las que se han vivido al interior de las líneas 1,2 y 3 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, debido a que tras el incendio de la subestación Buen Tono en el mes de enero, estas tres líneas han operado con prácticamente la mitad de su flota de trenes.

Debido a esta situación se han presentado saturaciones de entre el 80 y 90 por ciento de la capacidad de estas tres líneas,  tan solo la semana pasada, según datos del propio sistema, las líneas que cruzan por el Centro Histórico de la ciudad presentaron días con saturaciones en estos porcentajes.

Así la línea 1 del sistema tuvo una circulación de personas del 90 por ciento de su capacidad los días martes y jueves de la semana pasada.

Por su parte en la línea 2 su afluencia fue de hasta el 80 por ciento de su capacidad el día viernes y la línea 3 registró 90 por ciento entre el martes y el miércoles.

Líneas operan con menor número de trenes

Cabe destacar que en el caso de las primeras tres líneas del sistema, la plantilla de convoyes está reducida como una de las consecuencias derivadas del incendio de la subestación Buen Tono el pasado 9 de enero.

Por ello según datos del STC las líneas 1, 2 y 3 cuentan con una reducción de trenes de entre 16 y 17 unidades, lo que se ha traducido en un mayor número de aglomeraciones y saturaciones en estos ramales.

Antes de que se registrara el incendio en la subestación, en esta líneas operaban alrededor de 30 trenes, por lo que en la actualidad prácticamente están operando con la mitad de unidades de las que eran habituales.

Finalmente cabe destacar que el semáforo rojo epidemiológico en la Ciudad de México, había mantenido una baja afluencia en el sistema, sin embargo, con la transición al color  naranja, en las últimas semanas la afluencia de usuarios se ha incrementado gradualmente. 

SSB


Compartir