CARAVANA MIGRANTE

Tamaulipas monitorea caravanas migrantes por ser un conflicto social

La Secretaría de Gobierno de Tamaulipas señaló que la federación debería cerrar la frontera sur de México para frenar el problema migratorio que hay en el país

NACIONAL

·
Las autoridades de Tamaulipas señalaron que las caravanas migrantes son un problema que debe resolver el gobierno federal. Foto: Especial

El secretario General de Gobierno de Tamaulipas, César Verástegui Ostos, aseguró que el fenómeno de las caravanas migrantes es un tema social que representa un conflicto para el estado, porque al final del día, es la entidad la que tiene que solventar las necesidades de estas personas en tránsito.

El funcionario estatal enfatizó que siempre han estado atentos al movimientos de las caravanas, con el objetivo de encontrar los mecanismos para detener su avance.

“Obviamente se nos torna un problema muy considerable, nosotros hemos estado pidiendo constantemente en el grupo de coordinación donde se encuentra Marina, Sedena, la FGR, la Fiscalía del estado, Seguridad Pública del estado, el señor gobernador y su servidor, al Instituto de Migración que le ponga más atención a este tema”, señaló Verástegui Ostos.

Consideró que la solución a este tema migratorio la tiene en sus manos el gobierno federal, y que entre las acciones que debería implementar, la primera sería cerrar la frontera del sur de México, “de lo contrario, tal parece que los dejan pasar y nos pega acá en Tamaulipas”.

Insistió en que en la entidad cada que se detecta un grupo de inmigrantes se les da la atención médica por razones humanitarias para después ponerlos a disposición del Instituto Nacional de Migración.

Sin embargo reconoció que por la ubicación geográfica de Tamaulipas la migración sigue siendo un grave problema, porque aquellos que no logran cruzar a los Estados Unidos se quedan en la frontera mexicana. 

Explicó que el proceso migratorio tiene tres vertientes que agudizan su gravedad: el flujo migratorio de sur a norte, el que siempre ha existido que consta de un flujo mínimo y lento. Otro es el flujo de los repatriados de Estados Unidos, los mexicanos deportados que Estados Unidos deja en la frontera, y que le corresponde a la entidad reubicarlos en sus estados de origen y el tercero, que data de dos años a la fecha corresponde a los retornados, los que no son de nacionalidad mexicana y que por un acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores se quedan en Tamaulipas.

Para finalizar, Verástegui Ostos insistió en que este es un tema federal y por lo tanto le corresponde dar una solución a este grave problema que se nota más las ciudades de la frontera.

Sigue leyendo

Chiapas: INM deporta a 51 haitianos desde Tapachula

Caravana migrante se divide en Niltepec; rechazan pruebas de Covid-19

Migrantes haitianas se ganan la vida tejiendo trenzas en Reynosa