MIGRANTES

Migrantes buscan el sueño mexicano

Haitianos piensan quedarse en el país. Otros migrantes aguardan con incertidumbre

NACIONAL

·
DURA TRAVESÍA. Jacky y su familia viajaron primero a Chile, de ahí a Chiapas, después al centro de México. Foto: Gerardo García

El ir y venir de migrantes en el Albergue de Metepec, ha aumentado. En la última semana atiende a no más de 80 personas, provenientes principalmente de Haití y Honduras.

Unos han vivido las redadas en el sur de México, otros esperan el permiso para no ser deportados. Jacky Jousef, su esposa y su bebé, forman parte del último grupo de haitianos que han llegado al refugio; muchos estuvieron enfermos por el frío y las lluvias.

Desde uno de los sillones del albergue, Jacky relató que es de los pocos que evitó los operativos del Instituto Nacional de Migración.

Desde Chiapas, caminó mes y medio, un trayecto que para él valió la pena porque en su país ya no hay nada: “Por el momento no hay vida, la tengo muy difícil allá, se murió el Presidente de nosotros; por ahora muy mal mi país”.

Él no quiere cumplir el sueño americano, es decir, llegar a Estados Unidos y trabajar ahí, porque piensa quedarse en México. Migró de Haití a Chile, por lo que habla español fluido y ve una oportunidad de vida en el país.

“En México tienen la vida más fácil que nosotros allá", compartió.

Por su parte, Andrea Portillo escapó con sus dos hijos, uno de meses y otro de tan solo dos años de edad. Huyó de su pareja que se convirtió en integrante de la Mara Salvatrucha. A ambos pequeños se los amarró el pecho y brazos, y así llegó hasta Metepec.

Otro hondureño comentó que él sí ha visto las redadas en el sur mexicano. Escapó de la violencia junto con su hija, pero su mujer está desaparecida.

En México le robaron 340 dólares y pese a haber llegado a Tijuana, fue regresado por los operativos activados por el INM. Ahora esperará en el albergue para volver a intentar regresar a la zona fronteriza.

CAR