Proponen en el Congreso de la CDMX hacer obligatoria la separación de residuos infecciosos

El diputado Víctor Hugo Lobo señalo que con esta medida se coadyuva para detener el contagio acumulado de un millón 752 mil casos positivos

Proponen en el Congreso de la CDMX hacer obligatoria la separación de residuos infecciosos
Proponen que los desechos como cubrebocas sean depositados en bolsas especiales. Foto: Cuartoscuro

El Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso CDMX, Víctor Hugo Lobo exhortó al gobierno capitalino, decretar como obligatorio, la separación en bolsas especiales de la basura sanitaria infecciosa para evitar mayores contagios; ya que muchas personas los depositan en la vía pública, tiraderos clandestinos, o va revuelta con la basura convencional.

Indicó que al hacer obligatorio la separación de guantes, cubrebocas, caretas usadas, pañuelos desechables, abatelenguas, jeringas desechables, cepillos dentales o ropa de personas fallecidas por Covid-19, se protege a un sector altamente vulnerable como los 30 mil trabajadores, voluntarios y sindicalizados que todos los días realizan la noble función de recolectar la basura domiciliaria y a sus familias.

También, dijo, se coadyuva para detener el contagio acumulado de un millón 752 mil casos positivos; y, sobre todo, se atiende un problema de salud pública que eventualmente podría significar una importante fuente de contagio del SARS COV-2.

Afirmó que todos estos desechos tendrían que ser depositados en bolsas especiales, perfectamente cerradas, de preferencia de color rojo o bien con la leyenda de “basura infecciosa”.

Lobo Román consideró que el gobierno de la ciudad en coordinación con las autoridades sanitarias federales deben establecer un Protocolo de Seguridad Sanitaria para el manejo de los desperdicios peligrosos en toda la cadena productiva, desde la generación y separación en los domicilios , pasando por su recolección, transporte y tratamiento en las estaciones de transferencia, o bien en las plantas de selección de residuos sólidos.

El también coordinador del PRD en el Congreso local, subrayó que los capitalinos “tenemos la obligación moral de extremar todas las medidas de prevención y control sanitario, pues nos encontramos en el peor momento de la enfermedad provocada por el Covid-19 y el panorama a futuro advierte que ésta situación se agravará en las próximas semanas y eventualmente meses, en tanto no se inicie una vacunación masiva eficaz”, aseguró.

Desconocen procedimientos

Agregó que la ciudadanía desconoce cómo procesar los desechos sanitarios y en muchas ocasiones los deposita en plena vía pública o bien, los incorpora con la basura tradicional, lo cual representa un grave riesgo de contagio, ya que el virus Covid-19 se mantienen activo durante 72 horas en objetos y superficies.

Recordó que cada capitalino produce en promedio 1.37 kilogramos de desechos sólidos al día o media tonelada al año. Es decir, que en la CDMX se producen 13 mil toneladas de basura cada día de las cuales la Central de Abasto aporta entre 500 y 800 toneladas de materia orgánica, en tanto que los desechos electrónicos alcanzan 2.7 toneladas.

En estas condiciones, la administración del manejo de los residuos sólidos en la Ciudad de México representa un enorme desafío para el gobierno central, ya que tan sólo en la recolección participan alrededor de 28 mil trabajadores , de los cuales 18 mil son sindicalizados pertenecientes a la sección 1 del SUTGDF, y más de 10 mil voluntarios que sin ser reconocidos como trabajadores, son una pieza imprescindible en el proceso de recolección y sus ingresos se limitan exclusivamente a los que obtienen por la venta de desechos reciclables o por las propinas que les dan los vecinos.

Expuso que sus condiciones laborables son precarias, conllevan importantes riesgos, y carecen de seguridad social y laboral.

El diputado perredista subrayó que la separación de basura, no es homogénea en ninguna alcaldía pues depende de los acuerdos suscritos por cada una, así por ejemplo, mientras en Milpa Alta la separación de residuos es de 70 por ciento; en Álvaro Obregón y Gustavo A. Madero sólo se separa el 20 por ciento del total de los residuos sólidos recolectados.

Lobo Román señaló que aún cuando se pudiera considerar un exceso reclasificar la basura que se genera en los hogares en tres rubros: Orgánica, Inorgánica, y Sanitaria infecciosa, los capitalinos están consientes de que se requiere esta separación para reducir el nivel de contagios en la capital del país, proteger a los trabajadores de limpia, y abatir un problema de salud pública.

Por Jorge Almaquio García Chagoya


Compartir