Un peligro más del dióxido de cloro; aseguradoras no PAGARÁN si lo usas contra el Covid-19

Algunas aseguradoras han dado a conocer que no se harán responsables de las complicaciones ocasionadas por el consumo de dióxido de cloro como método de prevención contra el Covid-19

Un peligro más del dióxido de cloro; aseguradoras no PAGARÁN si lo usas contra el Covid-19
La razón para tomar esta medida, de acuerdo con las aseguradoras, es que el dióxido de cobre no se encuentra avalado por la FDA y la Cofepris. FOTO: Especial

A más de diez meses que iniciara la emergencia sanitaria por Covid-19 en México, desde un inicio se dio a conocer que tomar dióxido de cloro como método preventivo contra un posible contagio de coronavirus era peligroso para la salud de quien lo consume y que no hay una evidencia científica seria que demuestre ser eficaz contra el coronavirus.

Sin embargo, muchas personas lo siguen considerando como una opción a la hora de querer evitar o incluso curar esta enfermedad. Los expertos han destacado que no hay evidencia científica robusta que pruebe la eficacia del dióxido de cloro contra el virus SARS-CoV-2 por lo que se debe evitar a toda costa ingerirlo.

Con estos antecedentes, recientemente algunas aseguradoras en nuestro país han informado que aquellas personas que tienen contratado un seguro de gastos médicos mayores no recibirán la cobertura para pacientes diagnosticados con Covid-19 si con estudios se demuestra que ingirieron dióxido de cloro. Por lo que quedarán fuera de la cobertura médica.

“Auto envenenamiento o agravación del riesgo”

Algunas personas que contrataron un seguro de gastos médicos mayores ya han recibido esta notificación por parte de sus aseguradoras. En algunos de estos folletos se destaca que en caso de ser hospitalizados por Covid-19 y en sus estudios resultan positivos por presencia de dióxido de cloro en la sangre la aseguradora no se hará responsable de las complicaciones ocasionadas por el consumo.

Además se destaca que incluso si los pacientes llegasen a tener una complicación relacionada por haber usado dióxido de cloro como “prevención” para el Covid-19 aplicará la misma regla. Ya que consumirlo es considerado como un “auto envenenamiento o agravación del riesgo” destaca el documento.

La razón, de acuerdo con las aseguradoras, es que el dióxido de cobre no se encuentra avalado por la FDA y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), organismos encargados de evaluar y aprobar los productos para su eficaz y correcto uso en México. 

La Cofepris ha sido insistente en recordar en sus redes sociales en recordarle a los consumidores que “el dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas”.

Entre los efectos que puede provocar su consumo están el vómito, diarrea, nauseas, irritación de boca, esófago y estómago, además que puede provocar trastornos cardiovasculares y renales.


Compartir