Por crisis, familias pierden ingresos y recurren a venta y préstamos: Inegi

Ante la presión económica que viven los hogares, aumentan quienes venden o piden prestado para resarcir la caída de sus ingresos

Por crisis, familias pierden ingresos y recurren a venta y préstamos: Inegi
En abril, el pago en forma parcial y no recibió pago, fue de 44.2 por ciento y 17.3 por ciento respectivamente.

Derivado de la crisis económica que se vive en México, más del 60 por ciento de los hogares tuvieron una disminución en sus ingresos, ante esta situación recurrieron a la venta de un bien o a pedir prestado, reveló el Inegi.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Telefónica sobre COVID-19 y el Mercado Laboral (ECOVID-ML), correspondiente a los meses de mayo a julio de 2020, esta situación de recurrir a ventas o préstamos fue en ascenso, conforme fueron transcurriendo los días de pandemia. 

En abril fue de 37.4 por ciento en las viviendas que se reportó recurrir a dicha estrategia de vender un bien o pedir prestado, pero en julio prácticamente cinco de cada 10 viviendas del país en donde se redujeron ingresos tuvieron que hacer uso de dicha estrategia.

La ECOVID-ML reporta un total de 25.6 millones de viviendas con residentes de 18 y más años de edad usuarios de teléfono en julio. En 28.4 por ciento de las viviendas algún integrante perdió su trabajo por la pandemia y 61.2 por ciento tuvo una reducción de sus ingresos.

En julio, de los 24.5 millones de subordinados remunerados, 6.2 millones fueron suspendidos. De estos, 38.5 por ciento recibió su sueldo completo, 31.7 por ciento lo recibió de forma parcial y 29.8 por ciento no recibió pago. En abril, el pago en forma parcial y no recibió pago, fue de 44.2 por ciento y 17.3 por ciento respectivamente.

Trabajan más y ganan menos  

El reporte detalla que entre abril y julio, la población que trabaja de 35 a 48 horas creció casi nueve puntos porcentuales y las que trabajan más de 48 horas, aumentaron cerca de cuatro puntos porcentuales.

Además, durante el mismo periodo 41.6 por ciento de los ocupados señaló que sus ingresos disminuyeron.

La Población Económicamente Activa (PEA) en julio fue de 39.1 millones, cifra que representa una tasa de participación económica de 57.3 por ciento, valor 6 puntos porcentuales por arriba a la observada en abril (51.3 por ciento). En complemento, la Población No Económicamente Activa (PNEA) fue de 29.2 millones de personas, es decir, una tasa de 42.7 por ciento.

De la PNEA disponible para trabajar o que deseaban trabajar pero sin búsqueda de trabajo, en julio de 2020, 82.3 por ciento fueron personas ausentes de un trabajo a causa de la pandemia, a diferencia del 87.1 por ciento observado en abril.

Se reduce home office

El trabajo en casa pasó de 23.5 por ciento a 15.2 por ciento (de 7.7 millones a 5.4 millones de ocupados).

Sin embargo, quienes pudieron hacer home office, además de trabajar desde su casa realizaron otras actividades de trabajo no remunerado, representando en muchos de los casos una doble actividad.

Por: Laura Quintero


Compartir