Reconoce CANACO Vallarta labor social de empresarias

Asociación Femenil Vallartense cumple medio siglo de labor gremial y altruista

Reconoce CANACO Vallarta labor social de empresarias
La Corona, símbolo de Puerto Vallarta. FOTO: ESPECIAL

En octubre de 1995 un fuerte temblor (8.1 grados Richter) derribó la Corona de la Parroquia de Guadalupe en Puerto Vallarta, el símbolo más preciado de la región. Un grupo de mujeres empresarias sin descuidar sus negocios y apoyar a los miles de damnificados también trabajó arduamente para conseguir recursos monetarios y que fuera reparada la corona que mide 10 metros de diámetro y 15 metros de alto.

Hoy, las mujeres de la Asociación Femenil Vallartense - organismo que data de 1970 -, recibieron reconocimiento por su labor social en el bello puerto.

Corona Vallarta

La presidenta de la Cámara de Comercio de Vallarta, María Fernanda Arreola Bracamontes, en entrevista con El Heraldo de México explica el peso no solo económico sino de liderazgo social que tiene esta asociación en la región costera.

“Estas señoras hace 50 años se constituyeron, la asociación cumple medio siglo de labor social en el Puerto. ¡Han hecho de todo! Desde el mantenimiento del Cementerio de la 5 de diciembre, ayudaron con la reconstrucción de la corona. Fundaron la primera Casa Hogar. Estas señoras se la han pasado ayudando a la gente”.

Ahora estas mujeres exitosas y  comprometidas con su gente están apoyando a los niños con cáncer - provenientes de familias de escasos recursos- para que puedan acceder a tratamientos oncológicos y salvar su vida.

“Desde hace 14 años, el programa estrella es Cánica, el Centro de Apoyo para Niños con Cáncer. La señora Evelia Basañez Márquez, que es presidenta de la Asociación Femenil Vallartense hace un trabajo espectacular”, añadió.

La Asociación Femenil Vallartense es la primera organización legalmente constituida, que hace labor social en el puerto. Durante la pandemia, las empresarias reunieron despensas y las entregaron junto con el Sistema DIF Municipal que preside Candelaria Tovar de Dávalos, a las familias que se quedaron sin empleo y que tenían a niños enfermos en casa.


Compartir