FENÓMENOS NATURALES

Las islas de vegetación que son un FENÓMENO en los desiertos de Chile y Perú

Gracias a la formación de niebla, el suministro de agua es casi constante, por lo que las islas únicas de vegetación se pueden mantener con vida, originando así especies endémicas de la región

MUNDO

·
El fenómeno es conocido como 'oasis de niebla' en Chile y 'lomas' en Perú. Foto: Twitter @Los_Caminantes

En Chile y Perú se encuentran dos de los desiertos más secos del mundo: Sechura y Atacama. Al ser también de los más antiguos, el territorio bajo el que se extienden también considerado uno de los más áridos hasta el momento. Sin embargo, un fenómeno extraordinario ocurre cada año, pues las colinas de los desiertos se llenan de flores para dar paso a un espectáculo único en el mundo. 

De acuerdo con la información de BBC, las conocidas como "islas de vegetación" son llamadas "lomas", en el caso de Perú, y "oasis de niebla" en Chile. La razón de este último término se debe a que las plantas que surgen en dichos desiertos dependen de la niebla que proviene del mar. Según la Royal Botanic Garden Edinburgh, en esta zona, el aire fío y cargado de humedad queda atrapado en una capa de aire cálido que se le sobrepone, lo que ocasiona niebla

Este fenómeno es un indicador de cambio climático. Foto: Twitter @Los_Caminantes

¿Por qué nacen flores?

Gracias a la formación de niebla, el suministro de agua es casi constante, por lo que las islas únicas de vegetación se pueden mantener con vida, originando así especies endémicas de la región. Las formaciones húmedas se dan entre julio y noviembre, época del año en donde la niebla proporciona la humedad suficiente para generar vida en los desiertos más áridos del mundo. Por si fuera poco, durante la temporada de El Niño, también pueden desarrollarse hierbas efímeras

El fenómeno ha llamado la atención de especialistas en todo el mundo, quienes buscan comprender la forma en la que el cambio climático podría afectar ciertos ecosistemas. De acuerdo a los análisis realizados sobre los desiertos, el equilibrio alcanzado para que se formen estas islas de vegetación implica elementos como las corrientes marinas, los vientos, la altitud de los Andes y los eventos climáticos extremos.

La vegetación endémica ha sido estudiada por especialistas internacionales. Foto: Twitter @Los_Caminantes

Un indicador del cambio climático

De acuerdo con las personas especialistas en el tema, originarias de Perú e Inglaterra, la extensión real de las lomas abarca más de 17 mil kilómetros cuadrados, cifra que representa cuatro veces más de lo encontrado durante las primeras investigaciones. Justin Moat, científico del Real Jardín Botánico de Kew de Londres y autor principal del estudio, aseguró a BBC Mundo que este sistema terrestre es el único en reaccionar a gran velocidad ante los cambios en las temperaturas marinas. 

A partir de esto, el investigador confirmó que dicho fenómeno es un excelente indicador de lo que ocurre en los océanos, excepto que se refleja en la tierra. Además, los cambios son inmediatos, lo que convierte a los oasis de niebla en indicadores climáticos con variaciones en meses o, incluso, en semanas. Sin embargo, una de las características más importantes de la vegetación originada gracias a la niebla es que es estacional y "extremadamente sensible". Al depender del nivel de humedad, cualquier cambio en el mar puede ocasionar una cantidad mayor o menor de oasis