CAZA

Matan a 1500 delfines por "tradición" en Islas Feroe; hay indignación mundial

Ellos lo defienden el acto como una cacería organizada, regulada y que se trata de una tradición ancestral.

MUNDO

·
El grupo Sea Shepherd, que ha estado haciendo campaña para detener la tradicional caza 'Grind' de las Islas Feroe. Foto: Pixabay

En las islas Feroe han matado a casi mil 500 delfines en un solo día. Los pescadores rodean a los delfines, después de perseguirles durante horas, les acorralan desde sus barcos y, en tierra, les matan a cuchillazos. 

Ellos lo defienden el acto como una cacería organizada, regulada y que se trata de una tradición ancestral, pese a la indignación que esta acción a generado. Las asociaciones de animales piden su pronta prohibición. 

Incluso los más acérrimos defensores de la caza tradicional de ballenas en las Islas Feroe han condenado la masacre de "cruel e innecesaria". 

El grupo Sea Shepherd, que ha estado haciendo campaña para detener la tradicional caza "Grind" de las Islas Feroe desde la década de 1980, ha afirmado que la caza del domingo fue "la mayor matanza de delfines o ballenas piloto en la historia de las islas", con más animales muertos que en una temporada entera en el infame "Cove" en Taiji, Japón. 

Sin embargo; en esta ocasión, la escala de la matanza fue tal que incluso muchos habitantes de las Islas Feroe, que con frecuencia ven la caza como parte de su herencia cultural, expresaron su disgusto. 

"Me da nauseas al ver este tipo de cosas", dijo un comentarista de Facebook de la emisora local Kringvrap Førota, mientras que otro la describió como "totalmente terrible", diciendo: "Me avergüenza ser feroés". 

Heri Peresen, quien preside la asociación local de caza Grind en la bahía a una distancia demasiado larga, con muy pocas personas esperando en la playa para matarlos, lo que prolonga su agonía. 

"Estoy consternado por lo que pasó", aseguró al sitio local de noticias. "Los delfines yacían en la playa retorciéndose durante demasiado tiempo antes de ser asesinados". 

Hans Jacob Hermansen, ex presidente de la asociación de Grind de las Islas Feroe, que hace campaña por la supervivencia de la caza tradicional, dijo a la emisora local de Kringvarp Føroya que estaba impactado por el evento, que dijo que "destruye todo el trabajo que hemos hecho para preservar la rutina". 

"El mundo se ha vuelto mucho más pequeño hoy, con todos caminando con una cámara en el bolsillo2, dijo su sucesor, Ólavur Sjúrðarberg. “Este es un regalo para aquellos que nos desean mal cuando se trata de Grind”.

The Grind es importante para muchas personas de las Islas Feroe, con espectadores que salen a mirar desde la orilla, y la carne de la pesca se comparte tradicionalmente entre las familias que participaron, y cualquier exceso se esparce entre los aldeanos locales.

Pero un lugareño le dijo al periódico danés Ekstra Bladet que no había forma de que los lugareños quisieran consumir tanta carne de delfín.

“Mi conjetura es que la mayoría de los delfines serán arrojados a la basura o en un hoyo en el suelo”, dijeron. “Deberíamos tener cuotas por distrito y no deberíamos matar delfines”.

El capitán Alex Cornelissen, director ejecutivo mundial de Sea Shepherd, que hace campaña contra la caza de ballenas, dijo que en medio de una pandemia mundial era “absolutamente espantoso ver un ataque a la naturaleza de esta escala en las Islas Feroe”.

Tradición de 1200 años

Las islas Feroe han sido testigos de una masacre en contra de delfines durante el fin de semana. Las estimaciones dicen que habrían matado a cerca de  mil 428 animales. Se trata de la cacería anual de delfines y ballenas, que , los participantes, explican que se trata de una tradición de hace 1200 años de antigüedad, misma que es conocida como "grindadráp". 

Prohibición 

Varias organizaciones medioambientales ha pedido que se acabe con dicha actividad. Entre ellas, se encuentra Blue Planet Society, que lo ha calificado como "masacre". Por ello, pide a Dinamarca y a la Unión Europea que tomen medidas para "salvar a los delfines protegidos de estos habitantes completamente irresponsables de las islas Feroe". Uno de los voluntarios en la organización ha comenzado a circular una petición para frenar la caza de los delfines y ballenas pequeñas. 

¿Cómo es la tradición? 

Los mamíferos son arrastrado hasta aguas de playa, donde son sacrificados. De ellos obtienen su carne y grasa, aunque las imágenes han provocado que se reavivie un debate en las islas de Feroe que de vez en cuando sale a la luz. No es una caería comercial, por lo que está autorizada. Sin embargo, los activistas ambientales critican su crueldad

El último debate tiene un tono más crítico por la cantidad de delfines asesinados, se cree que esta vez atraerá la atención de gente que no ha participado nunca, es decir, "indeseada". Eso es lo que ha explicado gente que se declara a favor de este tipo de cacería. Ha sido mucho más grande que las anteriores, y, según las organizaciones ambientales, no parece que fuese demasiado organizada. 

 

 

EFVE