MARRUECOS

Entre lágrimas, niño marroquí nada a España usando botellas de plástico para flotar

El menor de edad fue captado mientras lucha por llegar desde Marruecos a la playa de El Trajal en Ceuta

MUNDO

·
Niño marroquí nada a Ceuta usando botellas de plástico para flotar. Foto: Reuters

Las imágenes de un niño marroquí que rompe en llanto mientras nada a España usando botellas de plástico amarradas a su cintura para flotar dieron la vuelta al mundo, pues en ellas se puede ver al menor de edad luchando por llegar a la playa de El Trajal en Ceuta. 

El joven es parte de los miles de migrantes que durante los últimos días han cruzado el mar para ir de Marruecos a la ciudad de Ceuta, en España, esto ante la ausencia de fuerzas marroquíes que no han intentado detener el flujo de migrantes a Europa

Se informó que el menor logró llegar a la playa y correr hacia  el muro que intentó escalar descalzo, sin embargo, fue alcanzado por soldados españoles y detenido de inmediato. 

Niño marroquí es detenido en Ceuta. Foto: Reuters 

Niños migrantes en España 

Con el cruce fronterizo de migrantes aparentemente bajo control, España y Marruecos centraron su atención el jueves en la situación grave de cientos de adolescentes y niños varados en ambos lados de su frontera en medio de uno de los conflictos diplomáticos más serios entre las dos naciones en los últimos años.

En Ceuta cientos de menores no acompañados pasaban hacinados una cuarentena obligatoria de 10 días por el coronavirus en almacenes reconvertidos en albergues, gestionados por ONGs, bajo vigilancia policial. Algunos treparon al tejado de los edificios para escapar.

Las autoridades españolas anunciaron que 200 de los menores que estaban en la ciudad de 85 mil habitantes antes de la repentina ola de llegadas de esta semana serán trasladados al territorio continental en los próximos días para dejar espacio en las instalaciones gubernamentales en Ceuta. 

Muchos también deambulaban por las calles en busca de refugio y comida al tiempo que tratan de cumplir su sueño de llegar a Europa. Al caer la noche, docenas de hombres muy jóvenes treparon la cerca perimetral del puerto de la ciudad con la esperanza de colarse en los barcos de mercancías y los transbordadores que cruzan el Estrecho de Gibraltar para llegar a España continental.

En los últimos días, la frontera entre Marruecos y Ceuta se tornó porosa tras las advertencias del gobierno marroquí a España de que enfrentaría consecuencias por la decisión de Madrid de brindar atención médica por coronavirus al jefe de un grupo insurgente que lucha contra la anexión al país de la región del Sahara Occidental.

Con información de AP 

cvg