¿INDEMNIZACIÓN por EFECTOS SECUNDARIOS de la VACUNA contra el coronavirus? Es LEGAL y así aplicaría

Los países europeos asumirán el pago de demandas que se presenten por posibles efectos secundarios de la vacuna contra el coronavirus.

¿INDEMNIZACIÓN por EFECTOS SECUNDARIOS de la VACUNA contra el coronavirus? Es LEGAL y así aplicaría
Vacuna coronavirus. La responsabilidad por los efectos secundarios corresponderían a los estados miembros de la UE

La Unión Europea ha firmado un contrato con Pfizer y Moderna para que los estados miembros se hagan cargo de las indemnizaciones por efectos secundarios de la vacuna coronavirus.

El contrato obtenido por el diario La Vanguardia muestra que los países europeos asumirán el pago de posibles demandas que se presenten por posibles efectos secundarios de la vacuna.

El texto del contrato de Pfizer indica que la administración de las vacunas se hará bajo las condiciones epidemiológicas que requieran su uso y que se llevará a cabo bajo la única responsabilidad de los estados miembros participantes.

Dicha responsabilidad se prolongará durante 24 meses, y en caso de que se requieran dosis adicionales, tanto el laboratorio como el país, deberán negociar si mantener estas cláusulas estaría justificado.

El artículo I.12.2 del contrato entre la UE y Pfizer estipula que las indemnizaciones corresponderían a compensaciones por muerte, heridas físicas, mentales o emocionales, enfermedades, discapacidades, pérdida o daños de una propiedad, pérdidas económicas o interrupciones de la actividad económica.

En el caso de la vacuna coronavirus de Moderna, el contrato detalla que los estados miembros asumirán potenciales indemnizaciones, excepto en casos muy determinados, como cuando se produzca mala conducta o grave negligencia de la farmacéutica.

En este contrato también se explica que los países miembros del bloque son conscientes de las dificultades en las que la farmacéutica Moderna trabaja para desarrollar y producir el suero.

De esta manera, Moderna no puede “garantizar” ni “responsabilizarse” de que la vacuna contra el coronavirus esté disponible a tiempo o que produzca los resultados esperados, es decir, que sea eficaz y que no produzca efectos secundarios.

A diferencia de Pfizer, el contrato con Moderna es que en caso de que se produjera un retraso de tres meses en la entrega de las vacunas coronavirus, la Comisión Europea tiene la facultad de cancelar el contrato y recibir el 100 por ciento de lo pagado.

En cualquier caso, la responsabilidad y las posibles indemnizaciones por los efectos secundarios de la vacuna coronavirus corresponderían a los estados miembros de la Unión Europea.

Con información de La Vanguardia.

jos


Compartir