URSULA VON DER LEYEN

Europa plantea pasaporte de vacunación

Buscan que certificados de inmunización faciliten la movilidad y rescaten la industria turística

En Israel solicitan prueba de vacunación (Pase Verde) para poder entrar a un concierto en el estadio Bloomfield. Foto: AFP
Escrito en MUNDO el

Los Estados miembro de la UE deben empezar de inmediato el proceso técnico para garantizar que el sistema de certificados de vacunación contra el COVID-19 esté listo para su aplicación en todo el bloque en verano, declaró ayer la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Además, el Ejecutivo de la UE presentará sus planes para un "pase verde digital" el 17 de marzo, proponiéndose cooperar con los organismos internacionales para garantizar que su sistema también funcione más allá de la Unión Europea.

Compañías aéreas y destinos turísticos están presionando para que se instaure un sistema que proporcione a los viajeros "pasaportes de vacunación", ya que se han visto muy afectados por la pandemia y aspiran a recuperarse en la temporada alta de verano.

Estos pasaportes, una propuesta impulsada por países del sur que dependen del turismo como Grecia y España, proporcionarían una prueba de que una persona ha sido vacunada, los resultados de las pruebas para los que aún no se han vacunado e información sobre la recuperación de las personas que han contraído la COVID-19.

"La base de este enfoque común es la confianza", escribió von der Leyen en una carta a los estados de la UE, añadiendo que los miembros del bloque deberían ponerse manos a la obra de inmediato para garantizar que los sistemas estén listos a tiempo.

Además de un marco jurídico, el sistema requiere de una infraestructura técnica común que garantice que las autoridades de un Estado miembro puedan estar seguras de que los certificados emitidos por otro son fiables, dijo.

La UE está trabajando en la creación de una infraestructura digital que permita autentificar los certificados;  podría estar en tres meses.

Empeora Brasil

Brasil, uno de los epicentros mundiales de la pandemia, sumó ayer mil 800 muertos por COVID-19 en las últimas 24 horas, la segunda peor marca desde el comienzo de la crisis sanitaria y que confirma el fuerte recrudecimiento de la enfermedad en un país al borde del colapso en gran parte de su territorio.

Al respecto, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió ayer a Brasil que la situación sanitaria "es muy seria" en el país y le urgió a tomar "medidas agresivas" para atajar el nuevo rebrote de la pandemia del coronavirus.  

 

maaz