¿El mundo se volvió loco? "Llueven" partes de un AVIÓN en Denver y los vecinos no entienden qué pasó

Los habitantes de una colonia en las afueras de Denver presenciaron un hecho inusual, cuando comenzaron a caer trozos de metal del cielo

¿El mundo se volvió loco? "Llueven" partes de un AVIÓN en Denver y los vecinos no entienden qué pasó
A pesar del tamaño y peso de los objetos que cayeron, no hubo lesionados. Foto: Twitter/@BroomfieldPD

El 2021 está causando fenómenos naturales poco usuales en distintas partes de Estados Unidos, pero ninguno como el que presentaron esta tarde los habitantes de Denver, cuando comenzaron a llover grandes piezas de metal.

Kieran Cain, un vecino de Broomfield, Colorado, declaró a CNN que, pasado el mediodía, él se encontraba jugando con sus hijos fuera de su casa, cuando oyó una explosión y al voltear a ver al cielo se dieron cuenta que estaban cayendo algunas partes metálicas de un avión.

“Lo vimos pasar, escuchamos la gran explosión, miramos hacia arriba, había humo negro en el cielo. Comenzaron a llover escombros, que ya sabes, parecía que flotaban y no eran muy pesados. Pero, ahora mirándolos, son piezas de metal gigantes por todos lados”.

El hombre aseguró que lo que más le sorprendió fue que “El avión continuara sin interrupciones, sin alterar realmente su trayectoria ni hacer nada”.

Unos minutos más tarde, la policía local informó a través de su cuenta de Twitter que varias familias reportaron la caída de fragmentos del avión en sus patios, pero no se había registrado ningún herido por el suceso.

Según el medio, algunos de los testigos creían que se trataba de un accidente mayor, y pensaban que la nave se estrellaría cerca del lugar, pero luego se dieron cuenta que solo eran partes probablemente exteriores del fuselaje, lo que estaba desprendiéndose.

Así mismo, pidieron a los habitantes que no movieran los desechos del avión porque todavía hacía falta realizar algunas investigaciones.

Lo que en realidad sucedió

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) señaló en un comunicado que se trataba de un Boeing 777-200 que salió del Aeropuerto Internacional de Denver con destino a Honolulu.

La FAA explicó que el avión “experimentó una falla en el motor derecho poco después del despegue”, por lo que tuvo que regresar de emergencia al aeropuerto para poner a salvo a los pasajeros.

Por su parte, la compañía dueña del medio, afirmó a CNN que el vuelo contaba con un total de 241 personas a bordo, incluidos los 10 miembros de la tripulación.

acmg


Compartir