¿Qué es la moción de censura?

El procedimiento, a pesar de su nombre, debe ser un instrumento “constructivo” para impugnar desde el Congreso la acción oficial.

¿Qué es la moción de censura?
Qué es una Moción de censura. Los trámites de este procedimiento son exigentes y están milimétricamente medidos.

La moción de censura es el instrumento que puede utilizar la oposición en el Parlamento para exigir la responsabilidad política última y total del Gobierno. Los  trámites de este procedimiento son exigentes y están milimétricamente medidos, que, de acuerdo con la ley, debe ser siempre constructivo, es decir, que uno de los requisitos imprescindibles que debe reunir es el de la presentación de un candidato a la Presidencia del Gobierno.

En caso de prosperar la moción, el candidato quedará de inmediato investido de la confianza del Parlamento ocupando así el puesto del censurado. Para que prospere la moción es necesario el voto a favor de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso.

La moción debe ser planteada, como mínimo, por la décima parte de los diputados, es decir, 35. La presentación debe realizarse por escrito y estar debidamente motivada. Después, la Mesa del Congreso la admitirá a trámite e informará de al presidente del Gobierno y a los portavoces de todos los grupos parlamentarios.

A partir de ese momento, y en un plazo de dos días, podrán presentarse mociones alternativas que evidentemente han de reunir los mismos requisitos que la inicial. El debate de la moción en el pleno del Congreso se abrirá con la defensa de la misma por parte de uno de los diputados firmantes que contará para su exposición con tiempo ilimitado.

Tras esta intervención podrá subir a la tribuna de oradores el candidato propuesto a la Presidencia del Gobierno, después, intervienen los representantes de los distintos grupos parlamentarios que lo soliciten. Cada uno de los portavoces contará con un tiempo máximo de 30 minutos. Posteriormente, dispondrán de una nueva ronda de réplicas por 10 minutos.

El presidente de la Cámara anuncia la hora en la que se procederá al escrutinio que, en ningún caso, podrá ser antes de que transcurran cinco días desde el momento en el que la primera moción fue presentada en el Registro General de la Cámara. Por último, ninguno de los diputados que hayan firmado una moción de censura rechazada, podrá suscribir otra durante el mismo periodo de sesiones.

jos


Compartir