PUERTOS

Desabasto de productos detenidos en puertos del mundo por pandemia, prevé una amarga Navidad

Miles de contenedores esperan en los puertos del mundo para desembarcar los productos de temporada. la crisis puede durar un año más  

MUNDO

·
Miles de contenedores esperan en los puertos del mundo para desembarcar los productos de temporada. Foto: Agencias

El mundo está en la antesala de una amarga Navidad. Los atrasos en la cadena de suministros por la congestión que afecta todos los puertos del mundo, consecuencia de la pandemia, han llevado a que productos de toda índole escaseen, incluso se teme que no haya suficientes juguetes para los pequeños.

Se acercan festividades como Día de Acción de Gracias, Navidad, Año Nuevo, el Día de Reyes y la demanda de mercancías está superando a las ofertas, porque miles de buques cargueros no han podido desembarcar los contenedores con los productos. Las razones son las restricciones por el COVID-19 que aún dejan secuelas y el cambio de los hábitos de consumo: ahora los compradores prefieren adquirir sus mercancías vía internet hasta lugares como China.

En el gigante asiático, que aplica estrictas medidas por el coronavirus, las terminales portuarias cierran si se registra un sólo positivo de COVID-19; tal es el caso del puerto Ningbo-Zushan, uno de los más importantes del mundo, que estuvo semiparalizado en agosto pasado por un brote que llevó a aislar a unos dos mil trabajadores.

Las consecuencias ya se ven en el bolsillo de los consumidores, los precios están subiendo; la Reserva Federal de EU espera que este año la inflación supere cuatro por ciento. Moody's Analytics advierte que la situación, en el corto plazo, empeorará.
Según la Casa Blanca, el problema es tal que empresas del sector anunciaron que operarán los siete días de la semana, las 24 horas del día para poder desatorar el cuello de botella en la distribución de productos.

El puerto de Los Ángeles también trabajará de forma ininterrumpida, como ya lo está haciendo el de Long Beach, juntos operan 40 por ciento del tráfico de contenedores hacia y desde Estados Unidos.

Frente a estos dos puertos, cerca de 100 cargueros fondean a la espera de poder atracar y descargar sus mercancías.
El gigante de los juguetes, Basic Fun, informó que dejará 30 por ciento de sus camiones de volteo Tonka en China, y éstos no podrán llegar a las tiendas en Estados Unidos.

La crisis de congestión obligó a los portacontenedores a desviarse de Inglaterra a puertos europeos, una situación que durará entre seis, nueve y hasta 12 meses más, dijo la Asociación de Puertos Británicos (BPA).

La mayor naviera británica, Mersk, desvió barcos con juguetes y productos eléctricos del puerto de Felixstowe –que maneja 40 de las mercancías que entran al país–, porque debido a la falta de choferes no hay dónde poner los contenedores. 

MAAZ