¿VACUNA contra Covid-19 será para todos los INMIGRANTES? Así contestó la Casa Blanca

La vacuna contra Covid-19 estaría garantizada para los migrantes ilegales, ¿alcanzarán las dosis?

¿VACUNA contra Covid-19 será para todos los INMIGRANTES? Así contestó la Casa Blanca
Vacuna contra Covid-19 en inmigrantes. EFE

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, se planteó vacunar contra el Covid-19 a miles y miles de estadounidenses pero, también a los inmigrantes que viven en territorio americano. Después del anuncio varias personas comenzaron a preguntarse, ¿alcanzará la vacuna para todos? Fue entonces que Jen Psaki, secretaria de Prensa de la Casa Blanca respondió. 

De acuerdo con Psaki, los migrantes que están en una situación irregular en Estados Unidos podrán acceder a la vacuna contra el Covid-19. Aunque planteó que será un gran reto para el país.  

“Toda la gente en Estados Unidos, también los migrantes en situación irregular, deberían tener acceso a la vacuna porque, primero, está bien moralmente, y porque también permite que la gente de este país esté segura”, aseguró Jen Psaki en conferencia de prensa.

La secretaria de prensa aseguró que no sólo se trata de un reto para conseguir las vacunas, también para el suministro pues muy pocos inmigrantes creen que sea verdad que el suministro de la inyección también los contemple a ellos. 

“Sin embargo, estamos enfocados en asegurar la vacuna contra Covid-19 en todas las comunidades del país porque eso hará más segura a la población estadounidense.

Es una de las razones por las que necesitamos financiación adicional en el plan de rescate económico”, recalcó.

Idioma y desconfianza dificultarán vacunación

Los trabajadores agrícolas inoculados figuran entre los inmigrantes vulnerables en Estados Unidos, en particular los 11 millones que no cuentan con permiso de residencia y que según activistas pueden ser algunas de las personas más difíciles de alcanzar durante la campaña de vacunación más grande en la historia del país. 

Algunos inmigrantes no autorizados temen que la información recabada durante la vacunación pudiera ser entregada a las autoridades y por ende podrían no buscar inocularse, mientras que quienes hablan poco o nada de inglés podrían toparse con la dificultad de acceder a las dosis. Al igual que otros grupos, algunos titubean por el hecho de que la vacuna es de reciente aprobación, y las barreras del idioma también podrían dificultar hacerles llegar mensajes para contrarrestar la desinformación.

Aunque estas dificultades podrían existir para muchos grupos vulnerables de inmigrantes, son particularmente preocupantes para los de origen latino, que conforman una gran parte de la fuerza laboral en industrias en las que enfrentan un gran riesgo de exposición al coronavirus.


Compartir