Europa en alerta máxima

La mayoría de los gobiernos alivió los cierres durante el verano para revivir la economía que se dirigía a recesiones y pérdidas de empleo sin precedentes por la primera ola de la pandemia

Europa en alerta máxima
CUARENTENA. Luego de varias semanas, las calles de Reino Unido se vuelven a ver vacías, tras el cierre de los establecimientos. Foto: AFP

Las naciones europeas están extendiendo sus restricciones mucho más allá de la vida social, cerrando colegios, cancelando operaciones y reclutando a legiones de estudiantes de medicina, mientras las desbordadas autoridades se enfrentan a la pesadilla de un rebrote de COVID-19 ahora que llega el invierno boreal.

La mayoría de los gobiernos alivió los cierres durante el verano para revivir la economía que se dirigía a recesiones y pérdidas de empleo sin precedentes por la primera ola de la pandemia.

No obstante, el retorno de la actividad normal alimentó un alza rápidamente creciente de casos en todo el continente.

Bares pubs son algunos de los primeros en enfrentarse a cierres adelantados en las nuevas restricciones, pero el aumento de las tasas de infección está poniendo ahora a prueba también la resolución de los gobiernos de mantener los colegios y la atención médica ajena al COVID.

8 ciudades en Francia tienen toque de queda. Foto: AFP

Francia impuso ayer un toque de queda nocturno a casi un tercio de sus 67 millones de habitantes para hacer frente a un resurgimiento del coronavirus, pero no se prevé un nuevo confinamiento nacional, dijo el presidente Emmanuel Macron.

En este contexto, a partir del viernes y al menos durante un mes, los habitantes de París y otras ocho ciudades no podrán salir de casa entre las 21:00 y las 06:00 hora local salvo por motivos de salud o profesionales, bajo pena de una multa de 135 euros (158 dólares).

En tanto, Polonia está acelerando la formación de enfermeras y evaluando la creación de hospitales militares de campaña, Moscú pasará a muchos estudiantes a la educación en línea e Irlanda del Norte cerrará sus escuelas.

En Alemania, los políticos debaten si extender las vacaciones escolares de Navidad y Año Nuevo para reducir el contagio, aunque los críticos aseguran que no hay pruebas de que las escuelas hayan sido focos de contagio.

Las infecciones en Europa han promediado casi 100 mil al día –cerca de un tercio del total global–.

Y aunque los niños no se ven afectados directamente por el virus, son víctimas indirectas de la pandemia. En lo que va de año las autoridades españolas detectaron 874 intoxicaciones de menores por ingestión accidental del gel hidroalcohólico para desinfectarse. 

Por Reuters y AFP


Escucha y descarga nuestro podcast de coronavirus


Compartir