CULTURA

INAH descubre vasija milenaria en obras del Tren Maya

“El vaso del Sajal”, nombre de la vasija milenaria, fue recuperada como parte del “Proyecto Marco de Salvamento Arqueológico Tren Maya”

ESTILO DE VIDA

·
INAH descubre vasija milenaria en obras del Tren Maya (Foto: Especial)

Durante las labores de salvamento arqueológico que realiza la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con motivo de las obras del Tren Maya, en Yucatán fue recuperada una vasija estilo Chocholá grabada con un texto jeroglífico, cuyo tipo data de finales del periodo Clásico Temprano al Clásico Tardío (600 y 800 d.C.), atribuido a la zona de Oxkintok, región que se ha propuesto como el área de producción de este estilo de piezas.

De acuerdo con el arqueólogo Ricardo Abraham Mateo Canul, miembro del equipo de salvamento arqueológico del Proyecto Tren Maya, se trata de un tipo de vasijas con amplia presencia en el norte de Yucatán, pero cuya mayoría registrada procede de colecciones privadas como producto del saqueo y el comercio ilícito, de ahí la relevancia de esta pieza recuperada como parte de una investigación.

A semejanza de otras piezas reportadas de este tipo, “El vaso del Sajal” menciona en el texto el posible contenido, que en este caso es el tsihil kakaw, el cual puede ser traducido como “cacao nuevo o fresco”, cuya bebida igualmente ha sido identificada en textos de algunas vasijas estilo Chocholá, abunda el arqueólogo.

“Sigue emergiendo la historia. El equipo de salvamento arqueológico del INAH en el Tren Maya recuperó cerca de Maxcanú Yucatán un tesoro con inscripciones sobre el cacao”, expresó Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, sobre “El Vaso de Sajal”.

Respecto al título “Sajal”, el arqueólogo indica que existen algunas propuestas de epigrafistas en cuanto a su significado “John Montgomery (2002) lo ha traducido como ‘hombre subordinado’; por otro lado, Alexander Voss ha considerado traducirlo como ‘exclamador’, siendo este quien, posiblemente, decía en voz alta las órdenes del ajaw (gobernante) de quien estaría subordinado”, sin embargo, el análisis epigráfico aún está en proceso.

La pieza fue recuperada en un depósito mortuorio identificado como cista, ubicado debajo de un nivel de piso de estuco, a un costado, con el borde hacia el sur. Muy cerca de la vasija se identificó la presencia de restos óseos humanos que podrían corresponder a huesos largos de las extremidades inferiores.