AZÚCAR

Bebidas con endulcorantes son más dañinas que las que tienen azúcar

Un estudio reveló que las personas que consumen bebidas con endulcorantes tienen 26 por ciento más posibilidades de morir jóvenes

ESTILO DE VIDA

·
Foto: iStock

La revista JAMAL Internal Medicine dio a conocer un estudio en donde se explica que las personas que toman frecuentemente bebidas edulcoradas artificialmente tienen 26 por ciento más probabilidades de morir prematuramente que aquellas que sólo consumen líquidos sin azúcar.

La investigación estudió a 450 mil personas en Europa durante 17 años, estos sujetos de estudio tenían registro de la mortandad de todo tipo de consumidores de gaseosa, es decir los que consumían bebidas azucaradas como aquellos tomaban sustitutos de azúcar.

Los datos revelaron que los sujetos que consumían más de dos vasos de bebidas azucaradas al día tenían 8 por ciento más probabilidad de morir jóvenes que aquellos que sólo tomaban un vaso al mes. Sin embargo, lo que realmente sorprendió es que las versiones de dieta podrían ser más mortíferas las clásicas.

Amy Mullee, nutrióloga en University College Dublin y que participó en esta investigación junto a otros 50 científicos, sugirió cambiar los líquidos con azúcar por alternativas saludables como el agua. 

Estudios avalan que las bebidas con sustitutos de azúcar son peligrosas 

En Estados Unidos se han hecho varios estudios en lo que se han encontrado una relación entre las bebidas con edulcorantes artificiales como aspartame o sacarina y la muerte prematura. 

La autora principal del estudio, Vasanti S. Malik, investigadora de la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de Harvard, dijo que las personas que suelen consumir estos productos llevan vidas menos saludables.

Los autores del artículo de JAMA retiraron del estudio a participantes con obesidad o fumadores, esto con el objetivo de enfocar las conclusiones a la alimentación. Asimismo, trataron de mejorar la precisión con modelado estadístico.

Sin embargo, David Ludwig, especialista en obesidad en el Hospital Infantil de Boston, señaló que estos estudios observacionales no pueden realmente determinar la causa y el efecto.

Los sustitutos de azúcar siempre han sido un tema de debate desde los años 70, cuando algunos estudios encontraron que ingerir grandes cantidades de sacarina causaba cáncer en ratas de laboratorio.

Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) indicó que eran seguros para consumo humano tras hacer algunas investigaciones. Así que edulcorantes como la aspartame o la sucralosa, no han tenido un impacto negativo en la salud de las personas. 

Hay diferentes estudios, algunos han encontrado una correlación entre los edulcorantes artificiales y la pérdida de peso, mientras que otros sugieren que el consumo de estos químicos incrementan  el deseo de consumir alimentos dulces. Los científicos afirman que todavía hay que investigar sobre los efectos de los edulcorantes artificiales a largo plazo.