Horarios de comida para niños: ¿Cómo organizar la alimentación?

Esta guía rápida te ayudará a establecer horarios para que tu pequeño o pequeña no pierda el apetito

Horarios de comida para niños: ¿Cómo organizar la alimentación?
Esta guía ayudará a que tu hijo complete sus comidas diarias. Foto: Especial

¿Te ha pasado que tu hijo quiere estar comiendo todo el día y en las comidas grandes parece no tener apetito? Esto dejará de ser un problema, pues aquí encontrarás una guía rápida para mejorar la estructura de los alimentos en el día y estrategias para aprovechar su apetito.

Los niños a partir de 2 años deben de seguir estas reglas entorno a los alimentos:

  • Comer cada 2-3 horas
     
  • Las comidas al día no deben de exceder de más de 6 como máximo
     
  • Siempre en rutina y estructura
     
  • Evitar alimentos sólidos o líquidos fuera de los horarios de comida estructurados.
Foto: Especial 

¿Qué horario es el ideal para alimentar a mi hijo?

Lo ideal es aprovechar el apetito de los niños durante el día esto es, al despertar por la mañana, al despertar de una siesta. Así que no comiences ofreciéndole leche, ofrécele sólidos.

El horario ideal sería de la siguiente manera:

  • Despierta
  • Desayuno 7:30
     
  • Siesta
  • Snack 10:00
     
  • Siesta
  • Comida 1:00
  • Snack 4:00
     
  • Cena
  • Dormir 7:00

Estos horarios son solo una recomendación basada en una generalidad, todo esto puede variar dependiendo de tu hijo.

La estructura es de suma importancia ya que nos ayuda a mejorar la relación con los alimentos desde pequeños y nos ayuda como padres a evitar estrés :

  • El ciclo de hambre saciedad, así entenderán las señales de su cuerpo cuando están satisfechos y cuando necesitan seguir comiendo.
     
  • Se vuelven mas selectivos porque no tienen hambre al sentarse a comer.
     
  • Consumir cantidades no adecuadas para su edad.

Desde el inicio de la alimentación complementaria se deben de estructurar las rutinas de alimentación y así agregando comidas según la edad.

Recuerda siempre hacer partícipe a tu hijo sobre la rutina entorno a los alimentos, así ellos sabrán cuando es momento de la siguiente comida, conecta de manera emocional entre comidas para evitar que estén pidiendo algo de alimento, esto puede ser jugando, leyendo juntos o estar acurrucados.

snd


Compartir