¿Cómo evitar que el plátano se ponga negro? Truco para prevenir que se oxide

Los plátanos se oxidan muy rápido y pierden su color amarillo; por eso aquí te dejamos unos trucos para que evitar el color negro en esta fruta

¿Cómo evitar que el plátano se ponga negro? Truco para prevenir que se oxide
Foto: Pixabay

Los plátanos son las frutas favoritas de muchas personas, no sólo por su delicioso sabor, sino también porque son nutritivas y saludables. Sin embargo, las bananas pasan por un proceso de oxidación que hace que rápidamente pierdan su color amarillo y se pongan negras. Para evitarlo aquí traemos algunos trucos. 

El plátano contiene glucosa, dextrosa y sacarosa, azúcares simples que se transforman en energía inmediata. Por esta razón muchos especialistas lo recomiendan para todas las edades, sobre todo para recuperar energía entre comidas o mientras se está realizando un gran esfuerzo físico.

El plátano es también fuente de numerosas vitaminas y minerales beneficiosos para la salud. Además, es rico en vitamina B6, calcio, antioxidantes y fibra.

Algunos de los motivos por lo que la banana se pone negra rápidamente, es porque se trata de una fruta tropical y se mantiene bien a unos 14ºC. Además de que la cáscara desprende unas enzimas concretas que provocan su ennegrecimiento, mientras que la fruta desprende etileno, que es un gas que hace madurarla. 

Envuelve la punta

La punta de la penca es la zona más delicada, pues es donde comienzan a madurar y oscurecerse. Por ello puedes envolver las puntas de la bananas con film o papel transparente, así conseguirás que el aire no penetre y se ralentice el proceso de maduración.

Corta un poco de papel o film de envolver transparente y da 6 o 7 vueltas a la punta para garantizar que quede muy bien tapada. Si quieres consumir un plátano, retira la envoltura, arráncalo y vuelve a colocar el plástico. 

Refrigerar los plátanos pelados 

Si ya pasaron varios días y todavía no consumes ningún plátano, lo mejor es que les quites la cáscara y los envuelvas en papel de aluminio, para después introducirlos en la nevera y así conservarlos unos pocos días más. Recuerda que los plátanos sin cáscara se vuelve negruzco, por eso mételo al refrigerador lo más pronto posible. 

Mete los plátanos en una bolsa con limón

Otra técnica para conservar esta fruta en refrigeración, pero con todo y cascara, es ponerla junto a un limón. Colócalos dentro de una bolsa de plástico que cierre herméticamente junto a medio limón.

Notarás que pasados unos 7 días, la piel de los plátanos sigue firme y sin presentar variaciones de color y textura. No te preocupes si encuentras algunas pequeñas gotas de agua dentro de la bolsa, es completamente normal y no debes preocuparte por ello.

mfa


Compartir