Pasaportes COVID: Polémica y reactivación de los viajes

El 17 de marzo la Unión Europea presentará el proyecto “pasaporte verde”, el cual busca expedir un certificado de vacunación a los viajeros que avalen estar inmunizados ante el virus del coronavirus

Pasaportes COVID: Polémica y reactivación de los viajes
De entrar en vigor este tipo de certificado o pasaporte será obligatorio en la Unión Europea. Foto: AP

Alrededor de todo el mundo, gobiernos y desarrolladores tecnológicos se encuentran ante la posibilidad de lanzar una especie de pasaportes de vacunación, los cuales verificarán qué viajeros ya han sido vacunados contra el virus del COVID-19 y quienes aún no. 

Dicha propuesta ha causado gran polémica a nivel mundial ya que, aunque suponen facilitar la reapertura de las economías, mediante la identificación de personas protegidas contra el coronavirus, también dejaría entrever discriminación hacia quienes no lo estén o hayan contraído el virus.  

La industria del turismo, gravemente afectada por la pandemia, ha tratado de sobrevivir ante las normas de distanciamiento social extremando cuidados sanitarios, sin embargo, está especialmente interesada en comprobar rápidamente quién está protegido. 

El tema empieza a inquietar al mundo al tiempo que países ricos logran avances muy importantes en la lucha contra el COVID-19. 

En abril del año pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó la iniciativa COVAX con el fin de enviar vacunas a países pobres al mismo tiempo que a naciones ricas. Sin embargo, no logró su objetivo y 80% de las primeras 210 millones de dosis se dieron sólo en 10 países. 

Por otro lado, muchos países en desarrollo apenas empiezan a vacunar a la gente, mientras que en los ricos ya hasta se habla de la logística de los pasaportes COVID, la seguridad y la privacidad. 

Empresas globales de biometría iProov y la de ciberseguridad Mvine han creado ya un certificado de vacunación, el cual ya es valorado, por ejemplo, por el gobierno británico y su servicio de salud. 

De llegar a aplicarse estos pasaportes, sólo se requeriría contener en ellos dos datos, de acuerdo con el fundador y director ejecutivo de iProov, Andrew Bud: ¿se ha vacunado esta persona?, y, ¿qué aspecto físico tiene?; “sólo se debe relacionar un rostro con un estado de vacunación, incluso sin necesidad de conocer la identidad”, aseguró. 

Dado el desarrollo de la pandemia, la Unión Europea sería pionera en requerir este tipo de “pasaporte” que ha dividido opiniones sobre si es ética o no su implementación, e incluso el próximo 17 de marzo se presentará la propuesta "pasaporte verde" de vacunación. 

Este pasaporte se pondrá sobre la mesa como un instrumento legislativo, por lo que, de aprobarse, no será opcional. 

También se anunció que el pasaporte tendrá un alto componente digital e incluirá información objetiva sobre si el ciudadano ha sido vacunado, resultados pasados de pruebas y si ya ha estado enfermo a causa del virus. 

La "nueva normalidad" exige nuevas estrategias que garanticen seguridad para los viajeros y bajo las mejores condiciones posibles para poder volver a levantar el vuelo, por lo que es muy probable que este tipo de certificados de vacunación se vuelvan requisitos indispensables en todo el mundo.  

jram


Compartir