Alimentos que NO volverás a comer después de saber cómo se hacen

No solo son dañinos para tu salud, el proceso para hacer estos alimentos te quitarán los deseos de comerlos

Alimentos que NO volverás a comer después de saber cómo se hacen
Después de conocer la información, no volverás a comprar estos alimentos. Foto: Especial

Es bien sabido que la comida rápida no aporta valor nutricional al cuerpo, en su defecto, aporta calorías, azúcar, grasas no saludables, etc. Sin embargo, de alguna u otra forma, consumir alimentos de este tipo es cada vez más frecuente por el ritmo de vida que llevamos. Y aunque no supone gran peligro, experiencias de empleados en diferentes cadenas de comida rápida han dado cuenta de lo peligroso que puede ser consumir sus productos.

Sobre las experiencias

Seguramente has escuchado de estas historias que salen de los locales de comida rápida sobre la suciedad, comida vieja o seca que se sirve, así como la falta de higiene que inmediatamente se asocia con la comida rápida.

Claro que en México se han presentado una cantidad de demandas contra las cadenas de comida rápida por falta de higiene. Tal es el caso de la sucursal de McDonald’s ubicada en Tlalnepantla, Estado de México, donde hallaron restos de animales en la comida y después de una polémica con autoridades de sanidad, cerraron el lugar.

La forma en que algunos de estos restaurantes pueden servir estas cosas de la forma en que lo hacen es realmente asombroso, pero a veces es delicioso y satisfactorio. Sin embargo, tus planes para la cena pueden cambiar después de leer acerca de estos repugnantes artículos de comida rápida.

Hot dogs

Mucho se ha escuchado sobre las salchichas. Francamente yo nunca quise saber cómo se hacían, prefería disfrutar su delicioso sabor sin preocuparme por lo que realmente estaba comiendo… hasta que escribí este artículo.

Las salchichas están hechas de restos de animales (desperdicios), como el puerco, la vaca y la gallina. Principalmente del hocico, hígado y orejas del cerdo, el bazo del cordero, el esófago de la cabra, y el hígado y los labios de la vaca. Todo esto sale de un molino como una pasta, después se le añade sal, jarabe de maíz, agua con flúor, colorantes y polifosfatos. Básicamente es una mezcla de carnes, y se pueden hacer casi de lo que sea.

McCafé

Según un antiguo empleado de McDonalds, la máquina McCafé es la parte más descuidada del proceso de limpieza. Aparentemente, la mayoría de los empleados e incluso el gerente no están capacitados para limpiar correctamente estas máquinas, por lo que las bebidas que salen de ellas viajan a través de algunos tubos no tan limpios.

Nuggets de pollo

Los nuggets de pollo se quedan en el recipiente de calentamiento hasta que un cliente los ordena en lugar de desecharlos después de un cierto período de tiempo.

El queso amarillo de tu hamburguesa

¿Quién no ha acompañado su hamburguesa con una rebanada de queso amarillo? Pues resulta que estas rebanadas que distintas marcas venden empaquetadas en sobrecitos de plástico individuales no son nada aconsejables, ya que contienen mucha sal y aditivos. Están hechos a base de lácteos fermentados, queso y colorantes alimenticios que le dan ese aspecto amarillo. Además, la leche con la que se hacen no está bien procesada en algunos casos, algo potencialmente peligroso para el organismo.

Sushi

El sushi usualmente integra surimi o palitos de cangrejo que nos encantan, pero no tienen nada de cangrejo. Aunque su intención sí es imitarlo, realmente están preparados con menudencia de diferentes pescados (merluza, abadejo, bacalao, caballa), los cuales se mezclan repetidamente, después se enfrían y se calientan muchas veces más hasta lograr una consistencia como de una pasta blanca compacta, a la cual se le agregan almidón, conservantes, sal y edulcolorantes no naturales. Se congela y al final le agregan un colorante para que quede rosado en el exterior.

Moronga

Tiene diferentes nombres (rellana, sóricua) pero su contenido es el mismo: Sangre de cerdo coagulada, cocida en grasa y envuelta en una tripa de intestino delgado. O sea, embutido de sangre.

Paté

El paté comúnmente se acompaña en botanas como tipo aderezo, tiene un sabor delicioso y es muy sencillo conseguirlo. Pues resulta que este elemento está hecho de vísceras animales, se le agrega harina, especias, leches y conservadores. También se le añade un poco de hígado para darle sabor.


Compartir