TIPS para recuperar OLFATO y GUSTO más rápido, tras contagio de Covid-19

Muchos pacientes manifiestan pérdida del olfato y gusto luego de padecer Covid-19. Recuperar ambos sentidos puede llevar tiempo, pero hay varios tips que pueden ser útiles.

TIPS para recuperar OLFATO y GUSTO más rápido, tras contagio de Covid-19

Uno de los síntomas más comunes del COVID-19 es la anosmia, es decir, la pérdida del olfato y ageusia, disminución del gusto. Este malestar suele perdurar por varias semanas o incluso meses, pero hay diversas practicas que podrían ayudarte a recuperarlo más rápido. Te decimos cuáles son. 

¿Por qué el coronavirus causa perdida del olfato y gusto? 

El SARS-CoV-2 logra infectar al organismo al formar una cubierta con la membrana celular, así puede adherirse a los receptores ACE2, presentes en el cuerpo humano, lo que facilita su reproducción.

De esta manera, el virus se aloja también en las células del epitelio olfatorio, un tejido que se encuentra en las fosas nasales y que se inflama tras la infección, evitando así que el cerebro pueda identificar aromas y generando anosmia, como informa un estudio de la Universidad de Harvard. 

El gusto también puede verse perjudicado por una razón similar. El virus afecta las yemas gustativas (localizadas en las papilas gustativas), lo que impide percibir sabores. 

Cómo recuperar el olfato y gusto después de tener COVID-19

Es posible que estos sentidos no vuelva inmediatamente tras recuperarse de la enfermedad. Algunos pacientes siguen manifestando ambos síntomas durante un largo período de tiempo. En este caso, es recomendable acudir con un médico otorrinolaringólogo para iniciar un proceso de rehabilitación que devuelva el olfato y gusto. 

No obstante, hay otras técnicas sencillas que pueden hacerse en casa y que darán una gran mejoría. 

Entrenamiento olfativo y gustativo 

Es uno de los métodos recomendamos por especialistas de salud. Consiste en exponerse repetidamente a ciertos olores y sabores que ayuden a ejercitar la memoria olfativa y gustativa. En el primer caso puede hacerse, por ejemplo, con el aroma del del limón, las rosas, el eucalipto o el del vinagre, los cuales son bastante característicos y fáciles de distinguir. 

En el caso del gusto, se sugiere probar alimentos con un sabor fuerte, sin importar si éste es dulce, salado o amargo. 

Rememorar aromas

Otro tip es tratar de recordar el aroma de un elemento mientras se está teniendo contacto con éste. Por ejemplo, concentrarse en la fragancia y el sabor que desprende el café mientras se está bebiendo o preparando. 

Por último, la comunidad médica recomienda a los pacientes con anosmia y ageusia no perder la paciencia ni abandonar los ejercicios, así como pedir la asesoría de un profesional. 


Compartir