ERIK RUBIN

Erik Rubín al fin reveló por qué eligió a Paulina Rubio y no a Alejandra Guzmán

En su momento, ambas se dedicaron canciones consecuencia de la rivalidad que existía

ESPECTÁCULOS

·
(Foto: Instagram@erikrubinoficial)

El cantante Erik Rubín reveló que la rivalidad que existió entre Paulina Rubio y Alejandra Guzmán, en la década de los 90, fue por su culpa.

En entrevista para el programa “Ventaneado” refirió que la rivalidad surge porque andaba con Alejandra.  “Había tenido algo que ver con Paulina, pero después empecé a andar con Alejandra y le puse pausa a lo de Paulina. Después terminé con Alejandra y regresé con Paulina”.

Aunque también considera que la convivencia también afectó, porque con Paulina estaba de viaje todo el tiempo al ser integrante de Timbiriche, por lo que decidió seguir la relación con su compañera.

“Era muy difícil, ya que había habido chispa, despegarnos y ahí fue donde nos dimos cuenta de que iba a ser muy complicado (separarnos) y decidimos estar juntos".

Lo sucedido entre ambas dieron a origen a canciones como “Mío” y “Hey, güera", las cuales produjo la misma persona. 

Para el programa “Despierta América”, Alejandra Guzmán confirmó en febrero de este año que la canción si se la dedicó a La Chica Dorada,porque me bajó a Erik y luego ella me cantaba Ese hombre es mío y así nos íbamos contestando”. El noviazgo con Rubín duró dos meses. 

También aclaró que es un malentendido que quedó en el pasado y tiene una buena relación con Paulina, por lo que la había visto hace un año y habían platicado.

En tanto, Paulina contó en su momento: "Me lo bajó significa que él escogió (…) La verdad es que Alejandra me cae bien, pero en la guerra y en el amor todo se vale

Cabe señalar que Rubín indicó que salió con Thalía, previo a que se integrará a la agrupación.

Él se casó con Andrea Legarreta en abril del 2000 y es padre de Mía y Nina, y “hubo una conexión importante, nos encontramos en un momento que, aunque nos conocíamos, en ese momento de nuestras vidas queríamos lo mismo, fuimos muy transparentes. Ella me abrió su historial, yo el mío, y ahí fue donde me di cuenta de que no iba a descubrir, a encontrarme nada más adelante, porque me había abierto su corazón y yo el mío”, contó Erik.