IMPERDIBLE

Conoce la canción de Juan Gabriel que esconde su dura estadía en prisión

El cantautor creó inolvidables composiciones musicales en su tránsito por la cárcel. Una de ellas fue un verdadero éxito.

ESPECTÁCULOS

·
Juan Gabriel, canción.Juan Gabriel posando. Fuente: Instagram Juan Gabriel

Alberto Aguilera Valadez, conocido popularmente como Juan Gabriel, será por siempre recordado por sus la profundidad de sus letras y el matiz inconfundible de su voz. Cantante, compositor, actor, entre otras cosas, El divo de Juárez fue hombre con muchas facetas caracterizado por tener un tinte irreverente. Su vida estuvo colmada de obstáculos, sin embargo, siempre consiguió sobreponerse para lograr convertirse en el artista que fue.

La vida de Juan Gabriel: Alberto Aguilera nació en Parácuaro, Michoacán, México, el 7 de enero de 1950. Fue el más pequeño de diez hermanos. Su infancia fue complicada. Cuando tenía solo unos años de vida, su padre- Gabriel Aguilera Rodríguez- tuvo un accidente que lo marcó de para el resto de sus días: con el propósito de volver a sembrar un terreno, don Gabriel comenzó a quemar un pastizal que, producto del viento, propagó el fuego a otras propiedades generando problemas en las vecindades cercanas; este hecho le provocó un ataque de nervios que hizo que se lanzara a un río cercano en un estado de shock, dejándolo enfermo irremediablemente. Don Gabriel debió ser internado en el hospital de "La Castañeda", en Ciudad de México. Algunos sostienen que ahí murió y otros que se escapó. Este traumático hecho inspiró a Juan Gabriel a escribir la canción: "De sol a sol".

Un tiempo después su madre  -Victoria Valadez- se vio obligada por temas laborales a salir de Parácuaro para dirigirse a ciudad de Juárez. Entre idas y vueltas, el pequeño Juan Gabriel acabó en un internado, donde estuvo desde los 5 a los 13 años. Allí que conoció a una persona que marcó su vida para siempre: Juan Contreras. Él le mostró el camino y oficio de la música. Por esos tiempos entonces comenzó a cantar y actuar en bares.

A finales de los ‘60, el cantante se trasladó a la ciudad de México en búsqueda de sus sueños de convertirse en un reconocido artista. Lo que no se imaginó es que allí su vida daría un giro inesperado. En uno de los trabajos que consiguió, su patrón lo acusó inexplicablemente de robarle una radio. Juan Gabriel fue enviado a prisión, en el Penal Lecumberri,  y allí pasó un año y medio.

Su paso por la cárcel también tuvo un “golpe de gracia” como en el internado de pequeño, porque allí conoció a una persona también muy trascendente que lo ayudó a avanzar en su carrera como artista: Enriqueta Jiménez, "La Prieta Linda". Esta mujer era una reconocidísima cantante y actriz que le enseñó también varios secretos del oficio y lo apadrinó durante su transcurso en el penal.

Juan Gabriel arriba del escenario. Fuente: Instagram Juan Gabriel

Durante su estadía, Juan Gabriel compuso varias canciones, varias de ellas fueron luego grandes éxitos. Sin embargo una de ellas fue la que reflejó claramente su difícil tránsito por la cárcel: la canción “No tengo dinero”. Tiempo más tarde, cuando saldría en libertad, le daría el.