Telenovelas turcas desplazan a las mexicanas

Telenovelas turcas desplazan a las mexicanas
Telenovelas turcas desplazan a las mexicanas
A casi 60 años de que las telenovelas mexicanas irrumpieran en el mercado, las historias parecen haberse viciado y muchas empresas prefieren comprar productos elaborados fuera del país o en manos de productoras independientes. Aquí entran las telenovelas turcas, producciones que se emiten en 73 países de Europa, Asia Central, Oriente Medio y el Norte de África, que tienen un costo aproximado de 125 mil dólares por capítulo (2 millones 500 mil pesos, en promedio). En México, un episodio de alguna de las telenovelas en horario estelar puede costar hasta 4 millones de pesos, de acuerdo con alguien cercano a la producción de Juan Osorio. Así, en la industria del entretenimiento las telenovelas se colocan a precios considerables, al grado de facturar alrededor de 130 millones de dólares (2 mil 600 millones de pesos) sólo en 2012, según informes de la embajada turca. Primero, la nación se atiborró de remakes provenientes de Latinoamércia, historias que de cierta manera construyen lazos de hermandad a través del idioma y de una cultura parecida. Y ahora, la República y Latinoamérica prefieren las producciones orientales, debido a su bajo costo en compra y a que la inversión se recupera rápido, según Álvaro Cueva, crítico de televisión. “Lo que sucede y por lo que se están programando en todo América Latina es porque son muy baratas, cuestan muy poco y cumplen con todos los requisitos de programación”, dijo. Luis de Llano, ex productor de Televisa, indicó que al mercado local lo rebasó su propio éxito, pues de un proyecto bien logrado nacieron readaptaciones que superaran a su antecesor, sin lograr su cometido.
“Por eso se comienzan a importar algunos productos que vienen de fuera y dejan de lado al talento local. Y las narrativas van cambiando”, enfatizó.
Una parte elemental que ha hecho a estas telenovelas una fórmula exitosa es que, de cierta manera, existe un parecido físico entre las dos culturas. “Los turcos tienen esquemas de belleza similares a los de aquí; entonces alimenta, de alguna manera, la fantasía de muchas personas. Eso les encanta a las multitudes”, agregó Cueva. https://youtu.be/sKquQFUvoc4?list=PL9pNdAr3-EzDjwgCsCezvIvgBnijn9IM8 Mientras las producciones nacionales se abarrotan de violencia, narcomenudeo y crimen; las turcas aprovechan temas que tienen que ver con relaciones de pareja, romance e intriga para llenar ese hueco. Y ahora son nombres como Sherazade y Onur, de la telenovela Las Mil y una Noches; y Fatmagül, de ¿Qué culpa tiene Fatmagül?, los que resuenan en el gusto de la gente por regresar al melodrama común. Este fenómeno incluso provocó que Netflix haga una serie original de esa región este año. https://youtu.be/9MkQGdmpXtU Al final, las empresas en México están viviendo una crisis económica aguda y en estas obras ven una opción para librar esta tormenta. POR NAYELI DURAND NAYELI.DURAND@HERALDODEMEXICO.COM.MX

ADEMÁS:

ESPECIAL: Vuelve Nada Personal, la trama que rompió las reglas en México

ENTREVISTA: Fernanda Castillo, el último Rostro del Heraldo

Netflix: qué consumen los mexicanos


Compartir