MÉXICO

20 mil trabajadores pueden acceder a una pensión en 2021

En la primera generación Afore, benefició la reducción de mil 250 a 750 semanas, aprobada en el cambio de 2020, aseguró el presidente de la Consar

En la primera generación Afore, benefició la reducción de mil 250 a 750 semanas, aprobada en el cambio de 2020, aseguró el presidente de la Consar
Escrito en ECONOMÍA el

Con la reforma al sistema de pensiones, al menos 20 mil trabajadores de la primera generación Afore van a poder acceder a una pensión durante este año, un beneficio que sin los cambios legislativos aprobados no hubiera sido posible, dijo el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Abraham E. Vela Dib.

“Estoy siendo muy conservador en mis estimaciones, no quiero pecar de optimista, pero sin duda vamos a ver más y mejores pensiones”, expresó el funcionario.

La reforma a las leyes del Seguro Social y de los Sistemas de Ahorro para el Retiro que se aprobó en 2020 y entró en vigor este año, redujo el número de semanas de cotización ante el IMSS, de mil 250 a 750, que se solicitan para jubilarse. Sin ese cambio, ninguna de esas 20 mil personas tendría acceso a una pensión, expuso Vela Dip.

De acuerdo con datos del IMSS, seis mil 284 trabajadores ya accedieron a este beneficio en el primer trimestre del año, comentó Vela. 

La mayoría obtuvo una Pensión Mínima Garantizada (PMG) y “uno o dos centenares de personas” cumplió con los requisitos necesarios para obtener una suma mayor de recursos.

En entrevista con El Heraldo de México, el presidente de la Consar comentó que otro de los beneficios de la reforma fue el aumento de la PMG promedio de tres mil 293 pesos que se tenía hasta antes de ésta, a cuatro mil 400 pesos mensuales, es decir, un incremento de 35 por ciento.

“Algunos (de los trabajadores se retiran) con pensiones por debajo de tres mil pesos, otros muy cercanas o superiores a ocho mil pesos, de acuerdo con su antigüedad laboral, edad y salario de cotización”, dijo.

Aseguró que sin la reforma al sistema de retiro, 97 por ciento de las personas con posibilidad de jubilarse iba a obtener una negativa de pensión, debido a que no tenían las mil 250 semanas de cotización que pedía la ley. 

MEJORAN CONDICIONES

Con los montos que reciben los trabajadores, la tasa de reemplazo promedio (pensión que reciben como porcentaje de su último salario) es de 70 por ciento. Hace un año, sin reforma, era de 30 por ciento, uno de los niveles más bajos de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Incluso, acotó, para los trabajadores que ganan de uno a dos salarios mínimos, esta tasa es de entre 80 y 90 por ciento.

“Si a eso le sumamos la pensión de adultos mayores, que va a subir a tres mil 100 pesos, la tasa de reemplazo podría superar 100 por ciento”, expresó.

Hoy, el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) cumple 24 años de vida. Si bien hay muchos retos hacia adelante, como mejorar la cultura de previsión e incentivar el ahorro voluntario, para Vela los cambios hechos con la reforma “desactivaron una bomba que estaba haciendo tic-tac” y evitó ver movimientos sociales como los que se han observado en algunos países de América Latina.

“Es la reforma de las reformas de esta administración. Desde 1997 que se creó el sistema no había habido otra de gran calado”, expuso.

Además de reducir las semanas de cotización, la reforma al sistema de pensiones aumentó las cuotas obligatorias mensuales de 6.5 a 15 por ciento, las cuales van a incrementar de forma gradual a partir de 2023 y hasta 2031.

Ante este panorama, “el impacto completo, fuerte, empezaríamos a verlo en 2031. Los jóvenes de hoy o las futuras generaciones serían las que estarían cosechando 100 por ciento de los beneficios de la reforma”.

Actualmente, las afores administran más de cuatro billones de pesos, equivalente a 18 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Con la reforma, se estima que estos recursos aumenten entre 30 y 40 por ciento del PIB en algunos años.

“Es un dineral”, dijo Vela Dib, quien añadió que las Afores no van a encontrar dónde invertir y eso se va a reflejar en menores rendimientos o que tomen más riesgos.  

Por ello, acotó, es necesario flexibilizar el régimen de inversión, que abra más opciones para operar de manera más eficiente en los mercados.

Por Fernando Franco

dza