EMPRESA

Consigue una gestión y desarrollo de talento para tu empresa con estas claves

Las compañías comienzan a entender el impacto positivo de contar con un equipo de empleados calificados comprometidos con las metas de la organización

ECONOMÍA

·
Foto: Tomada de internet

Un elemento fundamental para el crecimiento óptimo de una empresa es el capital humano, pues a través de su esfuerzo y dedicación, esta puede alcanzar sus metas, así como obtener resultados más allá de los esperados. Sin embargo, para que esto suceda, el personal necesita de la motivación que brinda una buena gestión del talento humano, para potencializar sus capacidades, desempeñar su trabajo de forma eficiente y, por ende, elevar su índice de productividad.

Esta gestión estratégica de los recursos humanos, práctica recurrente en las empresas de la actualidad para contratar, gestionar, desarrollar y fidelizar a los mejores empleados, con talento potencial y experiencia, proporciona la formación adecuada y ejecuta programas para abordar el rendimiento y el desarrollo de sus habilidades.

Lejos del concepto tradicionalista de atender únicamente asuntos administrativos y legales (ingreso, permanencia, nóminas, vacaciones, beneficios, etcétera) las compañías y sus áreas de recursos humanos comienzan a entender el impacto positivo de contar con un equipo de empleados calificados, comprometidos e involucrados con los temas estratégicos de la alta dirección y las metas de la organización.

En el escenario actual, lleno de incertidumbre por el impacto de la pandemia, la adquisición y gestión del talento se ha convertido en un proceso estratégico clave para cualquier organización. Aunque hay una mejor disponibilidad en el mercado de mano de obra, el desafío de adquirir el talento adecuado que encaje con la cultura y valores de la empresa, no es una tarea fácil pues requiere de esfuerzos para mantenerlo y cuidarlo.

Sin embargo, aún hay negocios que concentran sus esfuerzos y recursos en procesos operativos, que además de distraerlos de su core business, representan grandes costos y repercuten directamente en el capital humano. Esto se refleja en datos recabados por Sodexo, que apuntan que el 57% de los empleados de las compañías analizadas revelaron que no abandonarían su puesto de trabajo si contaran con posibilidades reales de promoción interna dentro de la empresa, mientras que más del 70% de los directivos encuestados reconocía problemas para fidelizar el mejor talento.

Si bien la formación continua es el pilar básico de los departamentos de recursos humanos, las medidas para mejorar la satisfacción laboral y el amplio espectro de actividades como los planes de carrera, el desarrollo del liderazgo, la planificación de talento, entre otras, también resultan esenciales para las compañías, entendiendo a las personas como su valor más importante y como agente diferenciador en el camino hacia esa búsqueda de éxito en un mundo globalizado.

“Sin duda, las áreas administrativas en la mayoría de empresas distraen sus esfuerzos en actividades meramente transaccionales, que las desenfocan de la que debería ser su misión principal. El área de Gestión Humana no es la excepción, porque en lugar de concentrarse en lo que debería ser su tarea principal, como garantizar la armonía y la productividad con el talento en sus compañías, alineando los equipos de trabajo a los objetivos organizacionales o, mejor dicho, generando valor desde su área a la organización, dedican demasiado tiempo a realizar funciones operativas cada vez más difíciles y complejas”, asegura Andrea Villamizar, CEO de Grupo Soluciones Horizonte (GSH), especialista en Gestión y Desarrollo del Talento Humano.

La correcta gestión estratégica y eficiente de personas requiere de soluciones y socios estratégicos, como una consultoría en talento humano, para abordar temas desatendidos, pero que aportan varias ganancias a la empresa. Por ejemplo, medios para el logro de los objetivos de la empresa, administración de la productividad y la calidad, métodos para mejorar el desempeño individual y organizacional, desarrollo de talento, motivación de los empleados, cambios organizativos y ambiente de trabajo saludables, considera la consultora en recursos humanos.

“El trabajo de una organización en estos días no termina con la contratación del talento adecuado en la empresa. La gestión del capital humano es aún más esencial para mantenerse al día con las necesidades futuras de la organización; se trata de nutrir y guiar el capital intangible en su organización en alineación con los objetivos estratégicos y de largo plazo de la organización. Es el paso adelante para la adquisición de talento adecuado”, apunta Villamizar Giraldo.