ALIMENTACIÓN

Hambre crónica se duplicará en México ante la pandemia

Anna Ricoy informó que es necesario que el gobierno haga políticas públicas para reducir las cifras

FOTO: Cuartoscuro
Escrito en ECONOMÍA el

La Red Mundial contra las Crisis Alimentarias presentó su informe anual en el cual estableció que la cifra de inseguridad alimentaria aumentó a 155 millones de personas en 2020, es decir unos 20 millones de personas con respecto al año anterior, la situación podría ser más grabe para el 2021 ante la pandemia de Covid-19. 

Así lo dio a conocer Anna Ricoy, Oficial de riesgos y desastres de la FAO para América Latina y el Caribe, quien indicó que en México el hambre crónica podría duplicarse en los próximos meses. 

En México, antes de la pandemia, teníamos un 7 por ciento de la población en sub alimentación, es decir, hambre crónica. Las predicciones están apuntando a una posible duplicación del número de personas que pudieran estar padeciendo hambre en los próximos meses, podríamos enfrentar un incremento de 7 millones de personas más en esta situación de subalimentación. 

Ante esta panorama, la experta apuntó que el gobierno federal necesita comenzar a aplicar instrumentos de política pública, los cuales puedan facilitar el acceso al económico a los alimentos, como son: instrumentos de protección social, transferencias monetarias y que vayan acompañados de una estimulación a las cadenas de valor y al empleo. 

Aumenta la inseguridad alimentaria a nivel mundial

Durante la conversación para el Heraldo Media Group, Anna Ricoy indicó que las medidas de contención y las dificultades económicas agravaron la desigualdad y la pobreza, sobre todo han impactado a los grupos vulnerables. 

A nivel mundial hay 155 millones de personas que sufren de inseguridad alimentaria agua, es decir que necesitan asistencia urgente. 

De acuerdo al informe la inseguridad alimentaria aguda ha venido aumento desde 2017, fecha en la que se lanzó la primera evaluación. Asimismo, se detalla que los conflictos empujaron a casi 100 millones de personas a la inseguridad alimentaria aguda, seguidos por los choques económicos (40 millones) y los extremos climáticos (16 millones).

mfa