Amenazan con abrir negocios pese al semáforo rojo

El sector restaurantero advirtió que van aperturar el próximo lunes 11 de enero

Amenazan con abrir negocios pese al semáforo rojo
ALTO RIESGO. Empresarios destacaron que el gremio está al borde de la quiebra generalizada. FOTO: GUILLERMO O'GAM

Un grupo importante de restauranteros formales advirtió que van a abrir el lunes 11 de enero, incluso sin importar que el semáforo rojo epidemiológico se prolongue más.

“Al menos la mitad de los restauranteros que firmaron el desplegado sí van a abrir. Esa es la situación a la que se ha llegado porque prefieren tener pocos ingresos que quebrar, y muchos van a morir abiertos”, expuso Francisco Fernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

Casi 600 firmas firmaron un desplegado donde advierten que “o abrimos o morimos”.

En entrevista con El Heraldo de México, comentó que ya hay cierta división en el sector y que los restaurantes están “enardecidos” porque la autoridad no los apoya.

Expresó que aunque cerraron desde el 19 de diciembre, no han bajado los contagios en el área metropolitana. 

Raúl Ramírez, director general de El Bajío, reclamó que no se han clausurado los puestos de comida ambulante. 

Ricardo Añorve, director general de Sonora Grill, expuso que los gobiernos deben hacer más esfuerzos de prevención al contagio en el transporte público, en tianguis y mercados.

“Ahí no aplican protocolos de salud, lo vemos con los negocios ambulantes. Simplemente que se busque ese equilibrio”, comentó.

Por su parte, los comerciantes formales de la zona financiera del Centro Histórico amenazan con salir a las calles este fin de semana, si la autoridad no levanta el cierre impuesto por la emergencia sanitaria.

Así lo expuso la restaurantera María Elena Yazmín Lozano al asegurar que el gremio está al borde de la quiebra generalizada.

“El comercio informal y el comercio de barrio siguen. Nosotros queremos trabajar igual que todos”, expuso.

Por E. Martínez y M. Durán

 

 


Compartir