Remesas, salvavidas de economía

Banco de México estima que van a llegar 40 mil mdd en 2020

Remesas, salvavidas de economía
Hacia adelante hay que ver cómo se comporta el mercado laboral en EU. Fotoarte: Miguel Ulloa

Las remesas que ingresaron al país ayudaron a que la economía mexicana no tuviera una mayor caída, aseguró el subgobernador del Banco de México (Banxico), Javier Guzmán Calafell.

“En ausencia de ese flujo de remesas, la contracción del consumo y la economía, hubiera sido más severa”, puntualizó.

Subgobernador, ¿las remesas que están llegando y han llegado al país ayudaron a paliar la crisis? 

Sí, el hecho de que estén esos recursos disponibles, lo que ha permitido es una contracción menor de la actividad económica, es decir, ha atenuado los problemas del país, por supuesto.

“ES UNA SORPRESA”

A poco más de un mes de que termine su periodo como subgobernador del banco central, Guzmán Calafell sostiene una entrevista con El Heraldo de México.

En la plática, consideró que para el cierre del año, México puede llegar a 40 mil millones de dólares de remesas.

Destacó que hasta septiembre habían llegado 30 mil millones de dólares, pero en los últimos tres meses están por encima de tres mil millones de dólares mensuales.

Las remesas llegan en su mayoría a población de bajos recursos que las usan para consumo. Foto: Enfoque

“Es una sorpresa para el Banco de México y en general para los analistas el que hayamos visto este comportamiento de las remesas este año. ¿Por qué la sorpresa? En una situación de una contracción de la economía de Estados Unidos, un aumento de la tasa de desempleo, lo razonable hubiera sido esperar una disminución de estos montos”, expresó.

En su perspectiva, tres factores influyeron al buen comportamiento de envíos: Muchos mexicanos se beneficiaron de los apoyos fiscales; hay sectores de trabajadores que no han padecido y el uso de ahorros de connacionales enviados para ayudar a las familias en México que están en una situación difícil.

Agregó que las remesas se canalizan hacia sectores de ingresos bajos que tienen una necesidad de recursos para consumir.

 

PUERTA SIN CERRAR

Javier Guzmán Calafell dejará el cargo de subgobernador de Banxico el último día de este año. En julio de 1980 inició como jefe de la oficina de Economía Internacional.

“Estoy orgulloso de servir al país en una de las instituciones más sólidas. Es la culminación de una carrera”, dijo.

Aseguró que la designación del próximo subgobernador o subgobernadora es una decisión del
Presidente, en donde el banco central no tiene injerencia.

“Puede ser un hombre o una mujer, lo importante es que cumpla con los requisitos establecidos en la ley”, puntualizó.

En los últimos días han sido mencionadas para llegar al cargo: Galia Borja, tesorera en la Secretaría de Hacienda; la directora general de Banxico, Claudia Álvarez Toca y la emprendedora, Patricia Armendáriz.

En la plática, Guzmán Calafell destacó que con la última acción de política monetaria del banco central no se terminó con el ciclo de baja en la tasa de interés interbancaria.

De agosto de 2019 a noviembre de este año, se redujo 400 puntos base el precio del dinero.

“No se está cerrando la puerta a disminuciones adicionales. No es el fin de un ciclo, es una pausa”, expresó.

Agregó que hacia adelante, la Junta de Gobierno va analizar el comportamiento de la inflación y la información económica de ese momento, para tomar su decisión.

CRÉDITO CONTRAÍDO

El subgobernador del banco central afirmó que en circunstancias de incertidumbre, generalmente el crédito se contrae, ya que los bancos son más renuentes a otorgar préstamos y baja su demanda.

Añadió que en Banxico buscaron crear las condiciones para que ese comportamiento de crédito fuera lo menos nocivo para la economía del país.

“El crédito se ha contraído, pero no ha sido un problema de liquidez, porque el banco ha tratado de crear una situación en la que ésta sea suficiente, adicionalmente, hemos disminuido la tasa de interés, lo que contribuye a atenuar la caída del financiamiento”.

Aseveró que en ausencia de las acciones que tomaron, la contracción de préstamos en la economía “hubiera sido mayor”.

Guzmán Calafell expuso que hay acciones adicionales que deben considerarse como trabajar la viabilidad de  brindar garantías en el otorgamiento del crédito o incentivar de la banca una participación más activa, pero son acciones fuera del ámbito de Banxico.

 

PANDEMIA, PRINCIPAL RETO

El subgobernador manifestó que entre los principales retos hacia adelante que tiene el Banco de México se encuentra hacer frente a las consecuencias de la pandemia.

Expuso que no hay certeza de cuándo va a estar la vacuna y que cuando se tenga, se tiene que asegurar la producción y distribución entre la población mundial que la requiere.

“Eso puede llevar tiempo, es probable que los efectos de la pandemia se prolonguen por un periodo que no sabemos cuánto es....el reto principal, claramente viene de la pandemia”.

Añadió que en el tema de la inflación, ésta se ha elevado por la misma situación, pero la Junta de Gobierno debe buscar una convergencia hacia la meta fijada.

 

¿Qué sigue hacia adelante?

Voy a tener que pensar ahora que salga, porque aquí he estado demasiado ocupado para hacer planes. No tengo ningún plan.

 

Escucha aquí nuestro podcast sobre coronavirus


Compartir