Alerta de riesgo máximo ante cierre de más negocios

Los restaurantes están en terapia intensiva; cerrar por la pandemia puede representar la muerte de la mitad de establecimientos

Alerta de riesgo máximo ante cierre de más negocios
Los restaurantes reabrieron el 1 de julio, luego de estar tres meses cerrados de manera temporal por el confinamiento, Foto: Especial

Si el país o alguno de los estados vuelven al semáforo rojo y las autoridades imponen nuevamente el confinamiento y cierre de negocios de alimentos preparados, va a desaparecer la mitad de las empresas, advirtió Francisco Fernández, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

De acuerdo con cifras del organismo empresarial, en México había, antes de la pandemia, 642 mil unidades económicas dedicadas a este negocio.

En entrevista con El Heraldo de México, expuso que ya se han cerrado de manera definitiva 90 mil negocios en toda la República.
En la Ciudad de México, el número es de entre ocho mil y 10 mil unidades económicas.

“El gremio aún está en terapia intensiva, si cerramos nuevamente, representaría la muerte de la mitad de los negocios; hemos tratado de que no sea así con protocolos muy cuidadosos para dar seguridad a los clientes”, expuso.

Clemente Ruiz Durán, catedrático de la UNAM, puntualizó que la situación de los restaurantes está empeorando aún sin que haya regresado a semáforo rojo la Ciudad de México.

“No están teniendo los ingresos suficientes, les va mal, no llega gente para pagar a los empleados, luego aceptan a más personas de las que deberían”, expresó.

Los restaurantes reabrieron el 1 de julio, luego de estar tres meses cerrados de manera temporal por el confinamiento, para evitar un brote mayor de la pandemia. Estos negocios no fueron declarados como esenciales dentro de la economía.

La semana pasada, el gobierno de la Ciudad de México acotó más el horario de los restaurantes, casinos y gimnasios ante el incremento de hospitalización de pacientes con COVID-19.

“Pienso que en este caso la administración capitalina sí debería de abrir un programa de apoyo para estas empresas con el fundamento de que no se genere más desempleo y más inseguridad. Muchas empresas ya prefieren liquidar que a continuar en la operación”, apuntó Ruiz Durán.

Fernández confió en que tiene "buena relación" con los gobiernos y no van a cerrar los negocios, pues si quiebran las empresas, puede haber mayor desempleo.

Según la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México, los negocios perdieron ingresos por 95 mil millones de pesos, una caída de 53.4 por ciento de forma anual.

Por Everardo Martínez

 


Compartir