Trabajo en casa eleva el gasto

En algunos hogares, sobre todo con hijos, el gasto familiar aumentó más de 30% al mes

Trabajo en casa eleva el gasto
EFECTO POSITIVO. Buena parte de las empresas disminuyeron costos de operación. Foto: Especial

El home office dejó de ser una opción y se volvió obligatorio para muchas empresas y trabajadores, sin embargo, esto incrementó los gastos en algunos de los empleados hasta 32 por ciento.

De acuerdo con el estudio “COVID-19, principal disruptor del teletrabajo”, nueve de cada 10 trabajadores que adoptaron esta forma de trabajo aumentaron los gastos en servicios como agua, luz y gas en hasta 20 por ciento, mientras que las compras en despensa subieron más de 30 por ciento.

Silvia Ramírez es contadora y madre de familia, desde marzo trabaja en casa por las medidas de confinamiento sanitario, su esposo estuvo con ellos hasta junio y aunque ya regresó a laborar , los gastos de la familia siguen siendo mayores que antes.

“En estos meses, el recibo de luz aumentó  20 por ciento y la despensa ni se diga, compro más papel de baño, leche, café, agua y comida”, dijo.

Al igual que ella, 35 por ciento de los trabajadores gastan más que cuando acudían a su centro de trabajo, esto sin contar que algunos tuvieron que invertir para adaptar sus espacios de trabajo, según el Termómetro laboral de OCCMundial.

Con el trabajo desde casa el gasto de familias de cinco integrantes aumentó dos mil 750 pesos mensuales en promedio, según datos de la ANPEC.

Erika Villavicencio-Ayub, especialista de la UNAM, destacó que el teletrabajo ayudó a disminuir gastos y aumentar la productividad en las empresas, pero generó gastos adicionales para los trabajadores en herramientas de trabajado como escritorios, sillas, e incluso computadoras.

Yessica Cervantes es diseñadora, la empresa para la que trabaja adoptó el home office y en mayo le avisaron que por lo menos este año no van a regresar a la oficina.

“Cuando me avisaron que al menos sería lo que resta del año me tuve que gastar unos cinco mil pesos en la compra de escritorio y una silla para trabajar, ya que son muchas horas de trabajo y era incómodo”, comentó.

Por Laura Quintero 

Escucha y descarga nuestro podcast de coronavirus


Compartir