CINE

Llega a cines "Tinta bruta", una película que refleja, con colores y danza, las cargas de sentirse diferente

"Tinta bruta" es una cinta con temática LGBT+, y es ganadora del Teddy Award en el la edición número 68 del Festival Internacional de Cine de Berlín

Foto: Cortesía Tinta Bruta
Escrito en CULTURA el

Como un balde de agua fría que retrata las problemáticas de adentrarnos en el aislamiento y de aumentar la actividad en un mundo virtual, así llega la cinta "Tinta bruta" en un contexto de pandemia, donde, a pesar de no tener relación con la crisis sanitaria, el largometraje de Marcio Reolon y Filipe Matzembacher se siente muy cercano.

La cinta ganadora del Teddy Award en la edición número 68 del Festival Internacional de Cine de Berlín es una obra artística que combina danza, colores fluorescentes, drama y, mediante este lenguaje, refleja los retos de adentrarse en un mundo virtual para evadir los problemas de la realidad.

Esta película es una pieza que plasma el estado de ánimo como una narrativa dramática, con un retrato melancólico expresado a través de atrevidas composiciones visuales y que, en una sola producción, nos muestra diferentes disciplinas artísticas.

Esta película fue un gran reto, tanto visualmente como en la historia, y creemos que llega en un contexto preciso para impactar en el espectador", aseguraron  Marcio Reolon y Filipe Matzembacher en una entrevista con El Heraldo de México.

La historia detrás de "Hard Paint"

Esta película es creada por Filipe Matzembacher y Marcio Reolon, ambos son escritores y directores brasileños. Se conocieron en la escuela de Cine y han trabajado juntos desde entonces.

Juntos han logrado posicionar sus largos y cortometrajes en más de 200 festivales de cine. Han participado como productores y curadores de eventos como el Close LGBT, y esta es precisamente la comunidad a la que pertenece Pedro, el protagonista del film, quien es interpretado por el actor Shico Menegat.

La trama sigue la historia de Pedro, una persona queerness que vive en el constante desafío de encontrarse y aceptar su realidad", aseguraron los directores.

Filipe Matzembacher y Marcio Reolon, directores de "Tinta bruta". Foto: Cortesía

La película está ambientada en Porto Alegre, Brasil, y sigue a un joven que pertenece a la comunidad LGBT+, quien de manera repentina se va alejando del mundo físico para adentrarse en una realidad construída en el mundo de lo virtual.

Sofocado y ansioso, Pedro enfrenta una demanda criminal y la partida de su hermana. Para sobrevivir, en la oscuridad de su habitación, demuestra sus habilidades dancísticas ante la mirada de cientos de desconocidos vía webcam; sin embargo, lo que hace diferente a Pedro, es que baila cubierto de pintura neón, como una marca personal, que pronto le traerá más problemas de los que creía.

Una cinta y un performance

A través de un press-junket virtual, los miembros de la producción contaron la experiencia de filmar rodeados de retos bastante experimentales, esto debido a que gran parte de la película muestra escenas en donde el protagonista aparece cubierto de pintura en diferentes ángulos.

Uno de los retos más grandes fue el mantener la pintura en perfecto estado, o mantener la continuidad de la obra de arte corporal (...) Fue interesante meterse en la piel de Pedro, tuve que investigar los movimientos de su cuerpo, como baila y usamos diferentes canciones para crear la atmósfera de la película, fue un proceso tardado pero valioso", aseveró el actor Shico Menegat.

Pedro enfrenta a realidad de formas inesperadas. Foto: Cortesía

Cabe destacar que la cinta se estructura a manera de capítulos, en los que se hace la presentación de diferentes personajes que son relevantes en la vida de Pedro y es a través de la conexión del protagonista con cada uno de ellos que, los directores plasman poco a poco la psicología del protagonista.

Creo que sí es una reflexión del mundo real, cuando las personas utilizan las plataformas virtuales para ser otras personas en sus vidas sociales, alejándose así del mundo físico (...) El chico neón se convierte en su versión ideal de sí mismo a través de su cambio al cubrirse de neón", aseveró.

Esta cinta fue premiada en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Foto: Cortesía

Por Estefanía Arreola 

fal