¿Quién fue la primera MUJER que utilizó el teléfono?

Graham Bell enfrentó alrededor de 600 demandas  de sus competidores, como Elisha Gray y Antonio Meucci, es él a quien se le atribuye dicho logro,

¿Quién fue la primera MUJER que utilizó el teléfono?
El invento se le atribuyó a un italiano en 2002. Foto: Pixabay

Alexander Graham Bell fue un científico, inventor, logopeda británico y naturalizado estadounidense que contribuyó al desarrollo de las telecomunicaciones. Uno de sus éxitos más grandes, fue sin duda, el del teléfono. Aunque algunos atribuyen dicho invento al  italiano Antonio Meucci, fue Graham Bell quien patentó el descubrimiento en 1876, después de una serie de reclamos judiciales. 

Si bien enfrentó alrededor de 600 demandas  de sus competidores, como Elisha Gray y Antonio Meucci, es él a quien se le atribuye dicho logro, que fue un importante parteaguas entre la antigüedad y la vida moderna. Hasta el 2002 había sido considerado como el inventor, debido a que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos del año 2002, declaró a Antonio Meucci como el legítimo inventor del teléfono.

Sin embargo, esto no quita algunos pasajes de la historia, como por ejemplo el de la primera mujer que hizo una llamada telefónica con registro oficial. Nos guste o no, históricamente,  son las personas con mayor poder adquisitivo las que siempre tienen las primicias de los avances tecnológicos y al parecer esta no fue la excepción. 

Época Victoriana

De acuerdo con registros oficiales en el archivo de la realeza británica, fue la Reina Victoria la primera mujer de la que se tiene documentada, la primera llamada telefónica si no del mundo, por lo menos en Inglaterra. Sin embargo, muchos la dan como la primera dama que llamó por teléfono, gracias a que registró el evento en su diario. 

En la cuenta oficial de Instagram de la familia real, se muestra de manera breve una historia donde según dice, en 1877, el profesor Alexander Graham Bell acordó mostrarle a la Reina Victoria su nuevo invento, llamado teléfono. Esto tuvo lugar en su casa de Osborne, la residencia de la reina en la Isla de Wight

"Llegué a la sala de Consejos y ví el Teléfono. El profesor Graham Bell me explicó todo el proceso, que es de lo más extraordinario" puede leerse del puño y letra de la entonces reina en dicha publicación. 

" Eso me comunicó con el Campo de Osborne y hablamos con Sir Thomas y Marry Biddulph, también escuchamos que alguien cantaba al fondo (...) para lograr esto, se debe de sostener el tubo cerca de una oreja", siguió la monarca.

Dos días después, Sir Thomas Biddulph, informó a Graham Bell,que la reina, impresionada por el invento, quería comprarle todo el equipo, que aún se conserva en la casa de Osborne. El 18 de enero, el Profesor contestó, que preferiría venderle uno con instrumentos especiales y más apropiados para la reina. 

 

lctl


Compartir