GOLFO DE MÉXICO

Encuentran Zona muerta en el Golfo de México; ¿qué riesgo existe para la vida marina?

La actividad humana ha provocado que se genere esta Zona muerta, misma que pone en riesgo la vida en el Golfo de México

TENDENCIAS

·
Científicos encontraron una Zona muerta en el norte del Golfo de México FOTO: Twitter

La Administración Nacional, Oceanográfica y Atmosférica de Estados Unidos informó que encontró una Zona Muerta en el Golfo de México, misma que cubre alrededor de 8.6 kilómetros de espacio en la superficie. Además, son alrededor de 16.4 kilómetros en la parte zona más profunda. Este número es equivalente a unos cuatro millones de acres de hábitat, según explicó la NOAA.

Una Zona muerta habla de áreas submarinas en donde los niveles de oxígeno son tan bajos que ninguna vida marina puede sobrevivir. Esto se provoca de forma natural, pero se ve potenciado en gran medida, por la actividad humana, por ejemplo, la pesca, la navegación y la contaminación. 

Esta parte del Golfo de México se encuentra en las costas de los estados de Texas, Louisiana y Mississippi, en el sur de Estados Unidos. En esa región, los peces y otros organismos vivos tienen pocas opciones de hábitat viable. "En algunas ocasiones, el niel de oxígeno no sólo es bajo, sino nulo", dijo Nancy Rabalais, profesora de la Universidad Estatal de Louisiana, entidad educativa encargada de hacer el estudio.

La Zona muerta se encuentra en el norte del Golfo de México 
FOTO: Archivo 

La actividad humana es culpable 

Entre las causas más importantes de este fenómeno, se encuentra la actividad humana, misma que ha provocado el incremento de estas áreas. La contaminación, la pesca, las actividad agrícola y otras actividades que generan contaminación y cambio climático han acelerado este proceso. 

Según la agencia, la mayoría de la vida marina de la zona muere o abandonan esta enorme región, porque están convertidas en áreas inviables para la vida. El problema no es sólo que exista una Zona muerta, sino que el contacto con otras regiones que no están contaminadas, provoca que se vaya haciendo más y más grande. 

Además de encontrar el problema, los investigadores planean encontrar soluciones para "reducir su tamaño y minimizar los impactos en los recursos costeros y la economía", explicaron.