COVID-19

Semáforo amarillo: riesgo en actividades para vacunados y no vacunados

Ante el retroceso en el color del semáforo en varios estados del país, te contamos cómo seguir con tu vida rutinaria aminorando el riesgo

Foto: Cuartoscuro
Escrito en TENDENCIAS el

En las últimas horas las autoridades de salud tanto federales como locales en varios estados del país, anunciaron un ajuste en el semáforo epidemiológico por el aumento de casos de contagio por Covid-19 en México.

El asunto no es menor si tomamos en cuenta que  hasta hace dos semanas, se llevaba un descenso notable marcado por 21 semanas seguidas en los números tanto de contagios como de defunciones, aunado en gran medida al avance de la vacunación entre las personas adultas de todo el país.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos en la vacunación y las recomendaciones para continuar con los cuidados sanitarios tanto con el lavado continuo de manos como el uso de cubrebocas y mantener sana distancia, en algunas zonas del país y principalmente la ciudad de México (foco de la pandemia por Covid-19) los contagios van en aumento y eso preocupa a las autoridades y desde luego a la ciudadanía que no ve con buenos ojos un cierre de actividades ante el anuncio de semáforo amarillo.

Recientemente a través de redes sociales ha circulado una lámina que hace énfasis en los cuidados que debemos tener en interiores y al salir a hacer nuestras actividades al aire libre, con la distinción entre ser una persona ya vacunada o si aún no lo eres.

En dicha imagen, destaca de manera fundamental el uso del cubrebocas, recordemos que desde los inicios de la pandemia en México se generó una polémica por su uso, y en gran medida se debió a que se lanzaron algunos mensajes confusos por parte de las autoridades de salud al asegurar que utilizarlo daba una sensación falsa de seguridad (desde luego se referían a que el tipo de material poroso o su uso inadecuado no harían diferencia al momento de contagiarse).

Sin embargo, desde hace ya algunos meses, la polémica se quedó atrás y ahora el cubrebocas es un artículo de primera necesidad cuando se trata de salir a realizar nuestras actividades, se ha generado una cultura de uso y de responsabilidad con otras personas.

Las recomendaciones en interiores y al aire libre

Y es aquí donde entramos a la parte de las recomendaciones, sobre todo cuando prácticamente todas las actividades ya han reabierto y las autoridades han aconsejado no parar la actividad económica y ajustar las medidas de prevención para convivir con el virus y a la vez ir recuperando las actividades diarias.

Se recomienda que al realizar actividades al aire libre como caminar, correr, o andar en bicicleta, se haga utilizando el cubrebocas, sin embargo, de acuerdo con la tabla difundida, se puede hacer sin él, siempre y cuando se mantenga sana distancia y se tenga la seguridad de que no hay síntomas asociados con Covid-19, si esto sucede, lo mejor es ponerse el cubrebocas.

Este tipo de actividades son de bajo riesgo de contagio sin importar que la persona esté o no vacunada, por lo que se recomienda llevarlas a cabo, procurando mantener una distancia prudente.

Las reuniones con un círculo cercano de familiares o amigos que convivan habitualmente tampoco generan un riesgo mayor, así como las comidas con otras personas con las que no se tiene contacto pero se cuidan y siguen el protocolo sanitario, sin embargo, en este caso si es muy importante que las personas que no están vacunadas porten en todo momento el cubrebocas, en tanto las personas ya vacunadas pueden no hacerlo, pero atendiendo al principio de empatía, lo mejor es también utilizarlo y así poder convivir sin ningún problema.

Y por último, si tienes necesidad de acudir a un sitio en el que sabes que habrá aglomeración de personas, utiliza en todo momento el cubrebocas, no importa si estás o no vacunado, recuerda que aún con tu esquema completo puedes ser portador del virus y contagiar a otras personas.

En interiores, desde hace mucho tiempo la medida adecuada y de mayor precaución es y seguirá siendo, el uso de cubrebocas, lavado constante de manos y sana distancia, sin importar el lugar o si se está o no vacunado. Cabe señalar que en el transporte público, oficinas, escuelas y todo tipo de lugares en los que conviva mucha gente, el uso de cubrebocas es obligatorio y seguirá siendo así hasta que un porcentaje alto de la población se encuentre vacunada y hayamos llegado a la Fase 4 de la pandemia, misma que todavía se ve lejana.

Así que no bajes los brazos, cuídate y cuida a los tuyos y mantén las medidas sanitarias en tus actividades diarias, recuerda que la vacuna no te asegura no contagiarte, sólo te ayuda a aminorar los efectos del virus y evitar que caigas en el hospital con síntomas graves.

BAR