Javier Senosiain y su refugio orgánico

El arquitecto Javier Senosiain se ha especializado en conceptos de diseño, donde cada material sea sustentable

Javier Senosiain y su refugio orgánico
SUSTENTABLE. La Casa Orgánica se basa en las funciones elementales de los seres humanos. Foto: JDS Agencia

El arquitecto Javier Senosian es el promotor más importante de la arquitectura orgánica en México, durante años, se ha especializado en crear conceptos inmersos en distintos lugares de la República Mexicana, donde lo principal es que cada diseño, elemento y material sea sustentable y amigable con la naturaleza.

¿Cuál fue su primer proyecto?

Estudié en la Facultad de Arquitectura de la UNAM, tuve la suerte de tener como maestro a Mathias Goeritz y Ernesto Gómez Gallardo, los cuales nos daban mucha libertad de expresión y nos motivaban. Empecé a proyectar un centro cultural deportivo con formas ortogonales, pero con el tiempo cambié a espacios orgánicos y curvos. Siempre me ha gustado construir espacios más humanos, donde el mobiliario facilite la circulación y se disfruten las áreas en las que nos movemos.

¿En qué se inspiró al crear la casa orgánica?

Es un hogar adaptado al hombre, a sus necesidades ambientales, físicas y psicológicas, sin perder lo esencial que es la procedencia y antecedentes históricos de la naturaleza. Se buscó un espacio similar al del claustro materno y los refugios de animales. Los lugares cóncavos, amplios, integrales, con formas cambiantes y entradas profundas de luz suelen ser confortables y siguen el ritmo natural del movimiento del hombre. Cuenta con una estancia, comedor, cocina, dos cuartos con vestidor y baño. El suelo es de alfombra color arena, para identificar la morada con la tierra y darle continuidad cromática. La tierra y el sol se fusionan para mantener la temperatura ideal dentro de la casa, donde la tierra abriga, el sol ilumina y calienta, esto ayuda a prevenir enfermedades respiratorias.

¿Qué materiales son los que se encuentran en sus construcciones?

Utilizó material moldeable, pintura iridiscente, ferro cemento, que es una varilla en forma de esqueleto de tres octavos, la cual se cubre con telas de gallinero, se aplica cemento, mortero y arena para que las formas curvas sean rígidas. Me preocupo por buscar elementos que mejoren necesidades específicas del país.

¿En qué consiste la arquitectura orgánica?

Es la filosofía que busca la armonía entre el mundo natural y él hábitat humano. Al integrarse es muy importante observar la cultura, la identidad, los aspectos geográficos, la topografía, la orientación, las vistas y las condiciones geográficas de cada ciudad. Hoy en día existe un interés por cuidar el medio ambiente y hacer consciente a las nuevas generaciones que debemos cuidar el planeta. En el entorno debe existir armonía y unidad en el paisaje.

NACIONAL. Sus proyectos los ha realizado en distintos puntos de la República Mexicana. Foto: JDS Agencia 

¿Qué valor tienen para usted construir espacios emotivos?

Se basa en dos funciones, la función física y material y  la segunda es la psicológica donde los espacios sean agradables y serenos para las personas. El tener un ventanal es indispensable para que entre la luz y tenga ventilación el espacio.

¿Cuáles son los retos de la arquitectura actual?

El principal,  crear espacios confortables y emotivos sin eliminar áreas verdes e integrarlos a las grandes urbes. Implementar en el transporte colectivo un sistema que reduzca la contaminación para generar una mejor calidad de vida. Debemos dar oportunidad a los materiales naturales como: la piedra, la madera y el adobe que no lastimen a la naturaleza. La tendencia es tener ventilación e iluminación natural.

¿Qué consejo les das a los nuevos arquitectos?

Que deben rescatar nuestra historia, cultura y raíces, admirar la volumetría inmensa de la Sierra Madre Oriental y la Sierra Madre Occidental donde los indígenas construyeron sus pirámides y esculturas.

Por Isis Malherbe

avh 


Compartir