¿Alguien dijo avaricia? Para no gastar sus 5 millones mujere prefiere comer comida para gatos; VIDEO

La mujer identificada como Aimee Elizabeth refirió que todos los meses se impone sólo gastar mil dólares o menos si es posible

¿Alguien dijo avaricia? Para no gastar sus 5 millones mujere prefiere comer comida para gatos; VIDEO
A pesar de contar con esta fuerte cantidad de dinero, con la que bien podría pasar el resto de su vida sin preocupaciones, Aimee Elizabeth prefiere ahorrar su dinero y gastar en lo mínimo. FOTO: ESPECIAL

Si de sueños y grandes deseos hablamos, seguramente al preguntar por la calle uno de los más recurridos sería el ser ricos, pues para muchas personas el tener mucho dinero representaría la oportunidad de ser feliz y vivir sin preocupaciones.

Y es que a quien no le gustaría gastar en lo que se te antoje sin reparar en el precio, sin embargo, recientemente se volvió viral el curioso caso de una mujer que a pesar de tener una fortuna aproximada de más de 5 millones de dólares, prefiere ahorrar cada centavo buscando que su fortuna no se vea afectada.

Si bien la cultura del ahorro no es mala idea para nadie (incluso los ricos), la cosa se vuelve un poco perturbadora y hasta cuestionable cuando incluso se prefiere comer comida para gatos debido a que es más barata.

Esa es la historia de Aimee Elizabeth, cuya situación fue expuesta en el famoso programa norteamericano “Tacaños extremos”, donde suelen mostrarse casos de personas que hacen hasta lo imposible, por extremo que sea, para no gastar mucho dinero.

 

El caso de Aimee y la comida de gatos

Uno de los casos más recientes y que ha generado eco en la red es el de Aimee, una mujer de 50 años que vive en Las Vegas, y que según el show cuenta con una fortuna aproximada de 5 millones de dólares.

Pero a pesar de contar con esta fuerte cantidad de dinero, con la que bien podría pasar el resto de su vida sin preocupaciones y hasta con muchos lujos, Aimee Elizabeth prefiere ahorrar su dinero y gastar en lo mínimo, lo que le ha valido para ser catalogada como una tacaña.

Elizabeth refirió que todos los meses se impone sólo gastar mil dólares o menos si es posible, es tal su afán por ahorrar que se alimenta con comida de gato pues es un producto más barato en comparación con las latas de atún o sardinas.

Entre otras de sus “acciones para el ahorro” la mujer destacó que todas las mañanas prende su calentador y pasados 22 minutos lo apaga, ya que ese tiempo es suficiente para que el agua con la que se bañara esté caliente. 

“Cuando llegó a estos extremos, creo que la gente lo nota y les molesta a muchos, pero no me importa, ahorro dinero” sentenció, segura de su actuar.

 

 


Compartir