El Ugly Christmas sweater, la prenda infaltable para esta Navidad

Se ha vuelto una pieza icónica de temporada que, aunque resulta un poco estrafalaria y controversial, es muy popular. El Ugly Christmas Sweater es un imperdible para este festivo día

El Ugly Christmas sweater, la prenda infaltable para esta Navidad
Deja notar la popularidad de la prenda en las fiestas navideñas laborales. Foto: Especial

Lo amas o lo odias. Se ha convertido en un mal necesario, una pieza de temporada que se une a las tradiciones decembrinas. Los hay de muchos estilos: algunos sencillos con temas navideños bordados, otros con brillantes lentejuelas y hasta con opción de foquitos prendidos (sí, el suéter prende con pilas). El Ugly Christmas Sweater tenía una percepción negativa; era una pieza que jamás salía del clóset y se quedaba olvidada, pero empezó a tener mucha popularidad a finales del año 2000, sobre todo en la escena hípster (al intentar vestir de manera alternativa y crear una contracultura). Las redes sociales lo lanzaron al estrellato y comenzaron los concursos entre amigos para encontrar el más original.

LOS MÁS FAMOSOS DEL CINE

* How the Grinch Stole Christmas (2000). Jim Carrey aparece como el Grinch con un suéter en blanco y rojo.
* Step Brothers (2008). Los protagonistas no dejan pasar la oportunidad de lucir Ugly Christmas sweater.
* Office Christmas Party (2016). Deja notar la popularidad de la prenda en las fiestas navideñas laborales.

Cuenta la leyenda que su historia comenzó en la década de los 80 en Canadá, cuando varios actores en las series de televisión usaban el famoso suéter, y que la popularidad que recibe ahora se debe a la nostalgia de aquella época. Incluso, para celebrarlo, cada tercer viernes de diciembre se conmemora el Ugly Christmas Sweater Day y la tradición dicta realizar una fiesta temática entre amigos para competir por el más original y tomar el tema con humor, pero, sobre todo, vestir la pieza durante todo el día: al ir al supermercado, al trabajo, al banco y finalizar en la reunión.

Por supuesto los colores verde, blanco y rojo son los predilectos en estas piezas, y van acompañados de representaciones navideñas: renos, elfos, Santa Claus, árboles de Navidad o un muñeco de nieve. Todo el chiste es que el suéter sea, subjetivamente, feo y muy exagerado, pero se debe de portar con mucho orgullo. 

El fenómeno ha llegado a tal grado que, incluso, el diario The Wall Street Journal publicó una investigación en donde asegura que las ventas de esta melancólica pieza han subido en la última década y ha devuelto el prestigio a una industria olvidada: la de los suéteres navideños. Personalidades del mundo del entretenimiento, la música, la moda y hasta la realeza han incrementado su popularidad. Tal es el caso de Pippa Middleton, hermana de la duquesa de Cambridge, que apareció con un original ejemplar de bajo costo, para visitar una escuela, y se agotó en unos días.

Hoy en día, las alternativas son varias, se encuentran desde piezas de diseñador hasta suéteres de marcas de bajo costo. Los más originales suelen ser los más excéntricos y llamativos, además de que su diseño debe ser extremadamente navideño. Qué mejor momento para usarlo que el día de Navidad.

POR BEGOÑA COSÍO


Compartir