Estos son los beneficios del chip más pequeño del mundo recién creado por IBM

Aunque no lo creas, el medio ambiente se puede ver beneficiado

Estos son los beneficios del chip más pequeño del mundo recién creado por IBM

La compañía de desarrollo tecnológico, IBM, creó el primer chip del mundo de 2 nanómetros (nm), el chip promete ser hasta 45% más rápido que los semiconductores convencionales de 5 y 7 nm.

Si no te encuentras familiarizado con el tema, déjame decirte que estos chips son fundamentales para cualquier electrónico, desde el ámbito informático, dispositivos de comunicación así como para sistemas de transporte y de infraestructura.

“La innovación de IBM reflejada en este nuevo chip de 2 nm es esencial para toda la industria de semiconductores y TI (...) Es el producto del enfoque de IBM de asumir desafíos tecnológicos duros y una demostración de cómo los avances pueden resultar de inversiones sostenidas y un enfoque de ecosistema de I + D colaborativo”, señaló Darío Gil, vicepresidente senior y director de IBM Research a través de un comunicado difundido en su página oficial.

Según lo compañía, ya desarrolló cerca 50,000 millones de estos chips, los cuales son del tamaño "de una uña", asimismo, la compañía afirmó que este nuevo chip permitirá reducir "considerablemente" el tamaño final que tendrá el procesador, así como incrementar su rendimiento hasta 45% y, por supuesto, reducir el consumo de energía hasta 75 por ciento.

Medioambiente y el chip 2 nm

No es una mentira que el alto consumo de energía que generamos está provocando cambios en el planeta y que hoy más que nunca necesitamos cambiar muchos hábitos para mejorar las condiciones de vida de las siguientes generaciones. 

La creación de este chip tiene una reacción en cadena ya que puede cuadriplicar la duración de la batería de nuestros dispositivos lo que eventualmente permitirá reducir la cantidad de energía que consumimos y, aunque no lo creas, es un ahorro increíble y una buena ayuda al planeta.

Asimismo, ayuda a reducir la huella de carbono de los centros de datos, que actualmente representan 1% del uso global de energía, por otro lado, el chip acelera las funciones de una computadora portátil, por lo que también el tiempo de espera de reduce y, con ello, el consumo de energía.

Al mismo tiempo, contribuye a una detección de objetos y un tiempo de reacción más rápidos en vehículos autónomos, lo que reduciría la cantidad de accidentes y toda la contaminación que se genera a partir de estos.

De igual forma, con la reducción del tamaño de los chips, la producción y los costos disminuyen, lo que es benéfico no solo para la industria, sino para los consumidores finales. 

da

 


Compartir